welcome
Ha estallado la Segunda Gran Guerra del Cielo, los ángeles fieles a los ideales divinos y al Arcángel Michael han entablado una lucha abierta con los caídos, bajo el mando de un misterioso serafín que volvió de la muerte, con el poder de una legión en sus manos, quien promulga a favor del libre albedrío para tomar sus propias decisiones, tal y como lo hacen los humanos. Los demonios toman cartas en el asunto, cerrando tratos con el bando de rebeldes con el fin de eliminar la supremacía del Cielo, y tener derecho a caminar sobre la tierra. New York ha sido escogido como Armageddon, y las visperas de la batalla final se leen en escaramuzas y luchas menores.
Mientras tanto, en New Orleans, los vampiros han logrado un poderío sin igual sobre la ciudad. Los rumores de que el Regente del Infierno ha tenido algo que ver corren en el plano sobrenatural, mientras los Blazers, los Cazadores descendientes del Rey Arturo Pendragon buscan darle un freno a sus actividades.
Es una verdadera pena que los Templarios, la primera raza de Cazadores, jamás hayan llegado a un acuerdo con sus colegas. A pesar de que no ha habido declaración de guerra entre ellos, la aparición de una nueva reliquia divina, contenedora de poderes sin igual, tienta a ambos bandos. Sin embargo, los Templarios tienen las manos llenas tratando de domar a las implacables manadas de licantropos en San Francisco, cuyo nuevo líder parece ser un fanático de las batallas.
No hay tiempo ni recursos para vigilar a los ingeniosos brujos que aparecen de vez en cuando en los casinos de Las Vegas, haciendo uso de sus facultades para llevarse dinero fácil. Esto no es más que una fachada, por supuesto, ya que el Aquelarre de Lilith ha estado pactando con demonios mayores para invocar al Primer Demonio.
En el mundo de Wayward Son, los conflictos, batallas, traiciones y la guerra parecen haber inundado cada estado del país de las oportunidades. Los tiempos de paz han llegado a su fin, ¡elige tu bando sabiamente, y bañate de la gloria de la victoria, o perece en el olvido de la historia!
Foro de skin rpg temática ---
last topics
Últimos temas
» Divinity That Shapes Our Ends | Priv. Hope
Vie Dic 30, 2016 4:44 am por Hope Everdeen

» Crimson Chaos | Priv. Keira
Vie Dic 23, 2016 12:34 am por Jason "Ace" Herondale

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 6:45 pm por Invitado

» Afiliacion elite resistanceunison
Lun Abr 04, 2016 6:50 am por Invitado

» UnderWorldwar~[Afiliación Élite]
Lun Abr 04, 2016 1:58 am por Invitado

» AngieeRenders | Afiliación Élite
Sáb Abr 02, 2016 9:21 am por Invitado

» ● Bálderook University [Normal]
Jue Mar 31, 2016 11:52 am por Invitado

» Jodie Kendrik
Miér Mar 30, 2016 9:40 am por Jodie Kendrik

» -TRANSITUS EST OMNIS IMBER - [Seirian Yamamoto] (En Construcción)
Miér Mar 30, 2016 5:33 am por The Last Order

ALLIES

Élite 0/40
Monochrome School [RPG Yaoi]40 por 40Final Fantasy: La era de la Luz<Fairy Tail ChroniclesCrear foroCrear foroNoragami RolerFate/Corrupt Phantasm
Get Inspired!
THE TRINITY
Cameron Briel
MP
Hope Everdeen
MP
Chris O'Connor
MP
Wayward Son y su historia es una creación original del Staff, fuertemente influenciada por series y novelas de género sobrenatural, destacando la saga The Mortal Instruments de Cassandra Clare, y las series de televisión Supernatural de Erick Kripke, y The Vampire Diaries y The Originals de Julie Plec. Las imágenes utilizadas han sido tomadas de portales como Devianart, Zerochan, Pixiv y We❤It, y pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos a Rose de Glintz por el elegante trabajo de su skin y su asistencia, a Veeneli por sus códigos y tablillas tan atractivas, así como a Mizuki por su bello tablón de anuncios.
credits

DESCRIPCIÓN DE RAZAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DESCRIPCIÓN DE RAZAS

Mensaje por Porodios el Miér Abr 22, 2015 12:37 am

RAZAS
CONÓCELAS A TODAS ANTES DE ELEGIR

Los múltiplos no deben tomarse demasiado literalmente. Son sólo una guía para poder entender en qué proporción la raza es superior o inferior a las demás.

VAMPIROS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Velocidad sobrehumana (x5 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x5 más fuerte)
- Regeneración aumentada (x5 más rápida)
- Compulsión.
- Emociones aumentadas.
- Ingerir sangre de vampiro sana rápidamente a humanos, brujos, cazadores y licantropos.
- Son inmortales, no les afectan las enfermedades, ni el paso del tiempo.

Debilidades.
- Una estaca de madera al corazón lo mata de inmediato.
- Ser herido con madera provoca un inmenso dolor, y detiene su curación.
- Exponerse al sol lo quema, estar más de diez segundos bajo el mismo lo hace arder en llamas.
- El fuego lo mata, su piel arde como si fuese papel.
- No puede ingresar a ninguna casa donde no haya sido invitado a pasar, ni compeler a los habitantes mientras se encuentren en el interior.
- Una mordida de un hombre lobo en su forma de lobo provoca una enfermedad incurable, que lleva a la agonía y la muerte. No tiene cura.
- Un daño masivo al corazón, o removerlo de su pecho, lo mata de inmediato.
- La planta de verbena los quema, y los debilita si la ingieren. Peligrosas cantidades los enferma, pero no los mata.
- No pueden procrear ni tener descendencia.



Comúnmente llamados "Hijos de la Noche", son humanos que han completado la Transición. Forman parte de las bestias, y por lo tanto, son considerados seres terrenales.
Los vampiros viven eternamente, jamás envejecen y su crecimiento se estanca al convertirse. Necesitan alimentarse regularmente de sangre humana o animal para no secarse. Los que optan por no beber de personas, son la mitad de fuertes. Al ser depredadores, el aroma de la sangre fresca los vuelve más violentos, elimina inhibiciones, y les dificulta mantener el control de sí mismos.
Son mucho más rápidos que los humanos, capaces de cubrir distancias cortas en un instante. En cambio, al desplazarse a través de largas distancias, son vistos como difusos borrones. Su velocidad se incrementa con la edad.
También se vuelven mucho más fuertes, pueden lanzar a un humano adulto por los aires con mínimo esfuerzo, romper cuellos de un golpe, o arrancar órganos internos con facilidad. Al igual que su velocidad, este aspecto también mejora con el pasar de los años, aunque a un ritmo más lento.
Regeneran daños menores en cuestión de segundos, y a largo plazo, pueden recuperarse de las más graves heridas, como órganos internos comprometidos.
Las emociones de un vampiro se intensifican enormemente en comparación a las de un humano. El enojo se convierte en ira, la tristeza en depresión. Si bien con el paso de los años es posible aprender a controlarlas, resulta abrumador en un principio. Es común que su mayor defecto como humanos (tales como obstinación, o tendencias violentas) resalte tras la Transición.
Debido a lo anterior, muchos vampiros optan por anular sus emociones; lo que vulgarmente es llamado "apagar su humanidad". Este es un proceso relativamente sencillo, a través del cual se pueden deshacer de emociones negativas como la culpa o los celos. Al mismo tiempo, de tener un vampiro su humanidad desactivada, se volverá incapaz de amar o de sentir aprecio por otros, así como también el amor propio y el miedo. Se vuelven descuidados y son presas fáciles para los Cazadores. Los vampiros que apagan sus emociones son los más débiles, incapaces de soportar el abrumador peso de la culpa, el dolor y el luto.
La compulsión es una habilidad única de los vampiros. Mediante un contacto visual directo, pueden manipular la mente de seres humanos para doblegarlos por completo a sus deseos. Se vuelven dueños de la mente de la victima, capaces de borrar recuerdos o implantar memorias falsas.
Los colmillos de los vampiros crecen cuando luchan, enfurecen o van a alimentarse, al mismo tiempo que pequeñas venas rojas cubren la zona circundante a los ojos. Su mordida provoca en los seres humanos un estado de somnolencia, acompañado de sensaciones placenteras que vuelven a la victima dócil. Esto es provocado por la saliva de vampiro. A su vez, la sangre de vampiro tiene propiedades curativas extraordinarias para los humanos. De ingerirla, pueden sanar prácticamente cualquier daño, siempre en cuando no sea demasiado tarde.
Existen diversas formas para matar un vampiro. Entre ellas, atravesar su corazón con una estaca de madera, arrancarles el corazón, o decapitarlos. El fuego los quema como si se tratasen de papel, por lo que este medio parece ser el más efectivo de todos.
La ingestion de la planta de verbena, o del jugo extraído de la misma, provocará un gran dolor y un debilitamiento físico a cualquier vampiro. Además, los humanos que consuman o usen hojas de verbena en sus ropas se verán inmunes a la compulsión de los vampiros. En adición ningún vampiro puede entrar a una casa a la que el dueño no le ha invitado, chocándose con una barrera invisible de intentarlo.
La mordida de un hombre lobo en su estado animal es letal para los vampiros. Les ocasiona un estado de profunda enfermedad, caracterizado por espasmos, intenso dolor, fiebre, alucinaciones y, finalmente, la muerte. Por este motivo, los vampiros temen a la Luna llena.
La transición de humano a vampiro es relativamente sencilla. La persona debe beber sangre de vampiro, y dentro de las 24 horas posteriores, morir. El sujeto despertará unas cuantas horas tras haber sido muerto. Nuevamente, tendrá 24 horas durante las cuales se encontrará en Transición, y para completar el proceso deberá alimentarse de sangre humana. De negarse, morirá al caer en un profundo sueño.
Los vampiros no pueden tener hijos, ya que al no estar vivos, no pueden engendrar nueva vida.
El Sol quema a los vampiros, y los hace arder en llamas en cuestión de segundos.





IMPORTANTE: De elegir esta raza, recomendamos la lectura del origen de los vampiros: Hijos de Eve.


LICÁNTROPOS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
En forma humana.
- Velocidad sobrehumana (x2 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x2 más fuerte)
- Regeneración aumentada (x2 más rápida)
- Emociones aumentadas.
- Sentidos aumentados

En forma semi-lobo
- Velocidad sobrehumana (x4 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x4 más fuertes)
- Regeneración aumentada (x3 más rápida)
- Sentidos aumentados.

En forma de lobo
- Velocidad sobrehumana (x8 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x8 más fuerte)
- Regeneración casi inmediata (regenera todo daño que no se encuentre en debilidades a gran velocidad)
- Sus mordidas son letales para los vampiros y provocan un gran dolor a las demás razas.
- Sentidos aumentados.

Debilidades.
- La planta de acónito los quema, ciega y debilita.
- Ser herido con plata pura les provoca gran dolor, y les impide regenerarse.
- En forma de semi-lobo, les es difícil mantener el control de sí mismos, y tomar decisiones.
- Se transforman a forma de lobo en luna llena, sin excepciones, y atraviesan un calvario. Todos los huesos de su cuerpo se quiebran para reformarse a los de un lobo, y es consciente durante todo el proceso.
- En forma de lobo, pierden por completo el juicio, y atacaran a cualquiera que no sea de su raza.
- Decapitarlo o quebrar su cuello los matará.
- Extraer su corazón los matará.



Comunmente llamados "Hijos de la Luna", se trata de humanos miembros de un linaje maldito por la licantropía. Forman parte de las bestias, y por lo tanto, son considerados seres terrenales.
Son mucho más rápidos que cualquier humano, y en su forma de lobo, que cualquier vampiro. Pueden cubrir distancias cortas en un instante, pero son visibles como un difuso borrón al transitar grandes trechos.
Su fuerza es por mucho superior a la de los humanos, pudiendo destrozar concreto con sus puños, o lanzar personas adultas por los aires con mínimo esfuerzo. En su forma de lobo, pueden incluso superar a sus rivales, los vampiros, convirtiéndose en las criaturas terrenales más poderosas.
La regeneración de los hombres lobos en su forma humana es ligeramente más rápida, pero les toma tiempo recuperarse. Sin embargo, en su forma de lobo son inmunes a prácticamente cualquier daño, y se regeneran el doble de rápido que un vampiro.
Su sentido del olfato está extremadamente desarrollado, pueden captar la esencia de una persona y su rastro a 200 metros de distancia; siempre en cuando no hayan otros aromas fuertes que perturben sus sentidos. Rastrear a alguien en el bosque es más sencillo que en una ciudad, donde miles de personas funcionan a forma de cortina de humo.
Sus emociones son intensas, y generalmente son inquietos y enérgicos; algunos incluso demuestran un deseo sexual más alto. Por sobre todas las cosas, los licántropos obtienen un renovado sentido de la lealtad, dispuestos a morir por sus seres queridos, y una fuerte empatia hacia los de su especie. Por este motivo, no es raro que se agrupen en manadas.
Una vez al mes, cuando la Luna llena se encuentra en su punto más alto, sufren una dolorosa transformación a un enorme lobo adulto; este proceso es llamado el Cambio. Cada uno de los huesos de sus cuerpos se rompe, haciéndolos atravesar un terrible calvario. Pierden la consciencia gradualmente, y tras un rato, se vuelven incapaces de controlarse. Convertidos en perfectos predadores, su principal objetivo es el corazón de sus enemigos, y los cazarán durante horas hasta dar con ellos y acabar con sus vidas.
Los hombres lobos más experimentados y que han pasado a través de muchas transformaciones, pueden aprender a lograr un estado intermedio. Liberando parte de su esencia animal, pueden hacer crecer fauces y garras propias de un lobo, aunque sin perder sus rasgos humanos. Al ser un intermedio, su fuerza y velocidad sólo se incrementa a la mitad, pero a la vez son capaces de controlar sus acciones y no perder el control. Es característico que sus ojos se tornen de un amarillo dorado al entrar en esta forma.
La mordida del hombre lobo es dolorosa para los humanos y letal para los vampiros. A estos últimos, ocasiona un estado de profunda enfermedad, caracterizado por espasmos, intenso dolor, fiebre, alucinaciones y, finalmente, la muerte. Esto siempre en cuando los haya mordido en su forma de lobo perfecta.
Si bien en su forma animal son criaturas altamente resistentes, atravesar su corazón con una daga o una bala hecha de plata pura los matará de inmediato. Asimismo, cualquier daño provocado por un arma hecha de dicho elemento los quemará y retrasará enormemente su capacidad de regenerarse.
La planta de acónito también resulta nociva para los licántropos. El sólo contacto de la misma con su piel les quema, y al ingerirla, los debilita en compañía de un profundo dolor. Es a menudo usada cuando se realiza tortura o interrogatorios a los de esta especie.
Los hombres lobos pueden procrear tanto con los de su misma especie como con humanos. En cualquier caso, el gen de licantropía se hereda en un estado durmiente. Es necesario que el fruto de dicha unión asesine a un ser humano para que este se active, y desencadene la maldición; las muertes accidentales o donde la victima crea ser culpable también cuentan.
De de contraer la licantropía, se ven obligados a atravesar el Cambio durante la siguiente Luna llena, y ninguna cura ha sido descubierta hasta nuestros días.





IMPORTANTE: De elegir esta raza, recomendamos la lectura del origen de los licántropos: Hijos de Eve.


BRUJOS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
Brujo natural.
- Son inmortales, no les afectan las enfermedades, ni el paso del tiempo.
- Son los únicos que pueden hacer uso de magia natural.
- Sus hechizos son más fuertes contra vampiros y demonios.
- Pueden usar los elementos de la naturaleza para fortalecerse.
- Sus hechizos funcionan mejor contra demonios y vampiros.

Brujo demoníaco
- Son inmortales, no les afectan las enfermedades, ni el paso del tiempo.
- Son los únicos que pueden hacer uso de magia demoníaca.
- Son más fuertes que los brujos naturales. Sus hechizos funcionan mejor contra licántropos y ángeles.

Debilidades.
- Son tan frágiles como los humanos, y pueden ser asesinados de las mismas formas.
- Los brujos demoníacos pierden poco a poco su humanidad, y se vuelven malignos y malvados.
- Todos los brujos demoníacos, sin excepción, van al infierno al morir.
- Son infertiles. Los brujos no dejan descendencia.
- Ser herido con hierro puro los debilita, y desactiva sus poderes mientras el mineral los esté atravesando.



Comúnmente llamados "Hijos de Lilith", son el resultado de una unión entre un demonio y una mujer humana, relaciones que a menudo se consuman mediante engaños o violaciones. Pertenecen a los terrenales, a las bestias, y su lealtad es variable.
Al nacer y durante su juventud no son muy diferentes a los seres humanos, alcanzan la madurez entre los 16 y los 25 años, cuando su crecimiento se estanca. Gozan de una juventud eterna, e inmunidad a enfermedades de índole humano. Sin embargo, existen métodos para acabar con su vida.
Los brujos, también llamados hechiceros o magos, poseen la misma fragilidad que un ser humano. No poseen fuerza, velocidad, ni agilidad sobrehumanas, por lo que no es de extrañar que el combate físico no sea su fuerte. Sin embargo, continuan siendo una de las razas terrenales que más dominio pueden alcanzar.
Esto es debido a su virtud única, la magia. Esta habilidad puede usarse para realizar practicamente cualquier acto imaginable, pero posee un exigente costo. Cuanto más fuerte sea el hechizo que se quiera diseñar, mayor resulta ser el poder que se debe canalizar.
Los brujos son en principio seres naturales, que extraen su poder del fuego, la tierra, el agua y el aire; además complementarlo con otros elementos. Con su ayuda, pueden lograr grandes proezas como rastrear a personas, encerrar a seres sobrenaturales, e incluso infligir intenso dolor a sus enemigos, entre otros. Al haber practicado la magia durante decenios, pueden incluso crear portales a cualqueir parte del mundo, y ser grandes adversarios.
Sin embargo, ya que en sus venas corre la sangre demoniaca, pueden renunciar a su poder natural y aceptar el favor del Infierno. Tras hacerlo, pasan a ser brujos infernales, que toman su poder de sacrificios de sangre y de ofrecer lealtad al infierno. Adquieren control sobre el fuego muy similar al de los demonios, con un color de llama característico, y tras años de práctica, pueden realizar proezas de telequinesis mucho más fuertes, así como incrementar su fuerza y velocidad.
Los brujos infernales pueden intensificar su poder sacrificando vidas humanas, u orquestando masacres de decenas a cambio de más poder. Cuanto más practique un brujo la magia de este tipo, más similar a los demonios se vuelven. Poco a poco, pierden la capacidad de sentir amor, empatia, cariño, miedo y autopreservación, en ese órden.
Todos los brujos necesitan recitar complejos cánticos, los cuales a veces duran horas, para diseñar el esqueleto de un hechizo. Cuanto más complejo, más tiempo tarda. Por lo general, escriben sus conjuros en gruesos libros llamados Grimoires, los cuales tras su muerte se pasan a sus discípulos. El libro más antiguo conocido aun se encuentra perdido, y es llamado El Libro de los Blanco.
Pueden ser asesinados por todos los medios que una persona normal, pero es dificil acercarse a un brujo lo suficiente, ya que estos poseen un gran poder para protegerse. Sin embargo, de herirlo con hierro puro, sus poderes serán inhabilitados durante un corto período, suficiente para darle muerte.
Los brujos infernales van al infienro al morir, a ser torturados durantes decenios hasta convertirse en demonios; y perder toda esencia de su vida anterior.





IMPORTANTE: De elegir esta raza, recomendamos la lectura del origen de los brujos: Hijos de Lilith.
En adición, hemos creado una guía de hechizos básicos para brujos naturales e infernales, las cuáles pueden hallarse en Diarios del Cazador.


ÁNGELES

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Pueden teletransportarse a cortas distancias (dentro de cien metros) de manera inmediata. Pueden teletransportarse a cualquier parte del mundo, tras un período extenso de concentración.
- Pueden viajar al pasado, aunque no podrán interactuar con nadie y serán el equivalente a fantasmas.
- Son entrenados espadachines.
- Fuerza sobrehumana (x5 más fuerte)
- Regeneración casi inmediata (se regeneran todo daño que no se encuentre en debilidades con mayor rapidez)
- Son inmortales, no les afectan las enfermedades, ni el paso del tiempo.
- Existen desde antes que la humanidad, lo que les confiere un gran entendimiento del mundo.

Debilidades.
- Sus reflejos y velocidad son tan sólo ligeramente superior a las de un humano.
- Ser herido en un órgano vital por un arma forjada en el Cielo o el Infierno, los matará.
- No poseen alma. Al morir, su existencia desaparece sin dejar rastro.
- En su mayoría, sólo siguen ordenes y evitan dejarse llevar por sus emociones, convirtiéndolos en seres muy fríos.
- Trazar un símbolo específico (listado más abajo) en sangre, los repele y hace desaparecer. Despertarán a kilómetros de distancia, confundidos y adoloridos.
- Los brujos pueden crear hechizos para ocultar a un grupo de personas de ellos.


Son seres de luz, creados hace eones por Dios mismo. Pertenecen a los celestiales, y son fieles al Ejército del Cielo.
Todos los ángeles nacieron al unísono, ya dotados con un gran conocimiento y entendimiento del universo, y ninguno más fue creado tras ese momento. Son seres eternos, pero pueden ser asesinados.
La forma verdadera de un ángel es abrumadora, incorpórea y extremadamente poderosa, al punto de que ningún humano puede verla sin que sus ojos se quemen en el proceso. Para contener su poder y manifestar su conciencia, los ángeles requieren un recipiente. Esto es, un humano con un linaje de sangre particular integrado por personas de renombre o notables. Sin embargo, necesitan comunicarse con la persona en sus sueños y obtener que la misma le dé un "Sí" y acceda a entregar su cuerpo; ya que así lo ha establecido Dios.
Pueden manifestar parte de su esencia haciendo brillar su cuerpo con una resplandeciente luz blanca, al mismo tiempo que las sombras de sus alas se proyecta a sus espaldas. Con práctica, es posible materializarlas por completo.
Son vulnerables a cualquier tipo de daño cuando caminan bajo la piel de un humano, pero sanan rapidamente. Su fuerza es equiparable a la de un vampiro centenario, mas no lo es su velocidad ni sus reflejos; debido a que toma mucha práctica y tiempo para que el ángel se acostumbre a la piel de un humano.
Tienen la capacidad de teletransportarse a través de cortas distancias instantáneamente, mientras que para hacerlo entre largas  deben concentrarse durante unos cuantos minutos. A diferencia de otros seres capaces de desplazarse a gran velocidad, la partida y llegada del ángel es anunciada por un sonoro aleteo de alas invisibles. Pueden llevarse consigo a una persona, siempre en cuando la misma no esté protegida para rechazar su poder.
En adición a esto, los ángeles poderosos pueden incluso emplear una forma básica de cronokinesis (viajes en el tiempo) hacia el pasado, llevando consigo a un pasajero. Sin embargo, ninguno de los dos será capaz de intervenir con la escena y se verán reducidos a meros espectadores. Además, uno de los viajantes debe haber estado presente en el lugar y tiempo al que se desea regresar. Viajar por su cuenta drena de energía al ángel, y puede dañar su contenedor causando que tosa sangre, se debilite, o incluso caiga en un coma temporal.
Un ángel puede ser aprisionado. Para lograrlo, se requiere un raro aceite sagrado, el cual sólo se encuentra presente en Jerusalén. El mismo debe esparcirse en torno al ángel, y luego hacerlo arder. De esta forma, el celestial deberá permanecer en su interior desprovisto de sus poderes. De intentar atravesar el fuego, arderá de forma inmediato, muriendo en el proceso.
Además, dibujar ciertos símbolos del idioma enochiano (lenguaje de los ángeles) con sangre humana puede repeler a los ángeles. Estos brillaran en una intensa luz blanca, y serán desplazados a kilómetros del lugar, donde permanecerán inconscientes durante varias horas.
Cada ángel fue creado junto con una espada corta color blanco brillante. Esta es una de las armas más poderosas en la existencia, capaz de matar tanto ángeles como demonios de asestar un golpe mortal. Debido a las muertes que ocurrieron tanto en la Primera Guerra del Cielo, provocada por Lucifer, como al reciente Levantamiento guiado por Serafiel; muchas de estas dagas han quedado sin dueños esparcidas por la Tierra.



ÁNGELES CÁIDOS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Pueden teletransportarse a cortas distancias (dentro de cien metros) de manera inmediata. Pueden teletransportarse a cualquier parte del mundo, tras un período extenso de concentración.
- Son entrenados espadachines.
- Fuerza sobrehumana (x5 más fuerte)
- Velocidad y agilidad sobrehumana (x1.5 mejores que los ángeles)
- Regeneración casi inmediata (se regeneran todo daño que no se encuentre en debilidades con mayor rapidez)
- Son inmortales, no les afectan las enfermedades, ni el paso del tiempo.
- Existen desde antes que la humanidad, lo que les confiere un gran entendimiento del mundo.

Debilidades.
- Ser herido en un órgano vital por un arma forjada en el Cielo o el Infierno, los matará.
- No poseen alma. Al morir, su existencia desaparece sin dejar rastro.
- En su mayoría, son egoístas y las emociones humanos los abruman, al no estar acostumbrados a sentir amor, odio, celos, etc.
- Trazar un símbolo específico (listado más abajo) en sangre, los repele y hace desaparecer. Despertarán a kilómetros de distancia, confundidos y adoloridos.
- Los brujos pueden crear hechizos para ocultar a un grupo de personas de ellos.


Son seres de luz, creados hace eones por Dios mismo. Pertenecen tanto a los celestiales como a los terrenales, y son fieles al Ejército Liberador del Cielo.
Los ángeles caídos, o simplemente los Caídos comparten todas las características de sus contrapartes leales al Cielo en lo que respecta a poderes, restricciones, y debilidades. Sin embargo, no son exactamente iguales.
Pueden manifestar parte de su esencia haciendo brillar su cuerpo con una resplandeciente luz blanca, al mismo tiempo que las sombras de alas chamuscadas y heridas se proyectan. Con práctica, les es posible manifestarlas, y en todos los casos son negras y huelen a cenizas y lluvia.
Les es imposible realizar las proezas propias de la cronokinesis por sí solos, debido a no poder tomar poder del Cielo. De intentarlo, seguramente terminarían en un estado agónico y/o muertos.
Sin embargo, los Caídos han fortalecido sus recipientes al desconectarse del Cielo y pasar a ser en parte seres terrenales. Son más rápidos, fuertes y ágiles; aunque también poseen una regeneración menos efectiva ante daños ocasionados por armas celestiales.
Un Caído es un tipo de ángel más poderoso, y carente de valores morales firmes. Algunos eligen huir de la guerra y ser renegados, tratando de mezclarse entre los humanos.




IMPORTANTE: Es necesario leer la raza 'Ángeles' para comprender y entender mejor el funcionamiento de los 'Ángeles Caídos'.
Además para ambas razas es recomendada la lectura del origen de los ángeles y caídos: Hijos de Yaveh.



DEMONIOS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Pueden teletransportarse a cortas distancias de inmediato (100 metros). Y a cualquier parte del mundo tras un período de extensa concentración.
- Velocidad sobrehumana (x5 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x5 más fuerte)
- Regeneración aumentada (x5 más rápida)
- Son inmortales, no les afectan las enfermedades, ni el paso del tiempo.
- Pueden usar fuego infernal, un elemento con todas las propiedades del fuego, pero mucho más intenso, que puede ser usado en bolas de fuego que explotan al contacto.
- Son muy persuasivos, y pueden leer las emociones y debilidades de los humanos con tan sólo mirarlos. También pueden percibir las intenciones de otro ser, por lo que es difícil tomarlos por sorpresa.
- No pueden ser asesinados por medios normales. Sin embargo, si su cuerpo recibe un gran daño en el plano terrenal, su esencia se desvanece a las capas más profundas del infierno; como si hubiese sido un exorcismo.

Debilidades.
- Pueden ser exorcizados a través de un canto en latín. De completarle el rito, la esencia del demonio es regresada a una de las capas más bajas del infierno, del cual es extremadamente difícil salir.
- Ser herido en un órgano vital por un arma forjada en el Cielo o el Infierno, los matará.
- Un daño intenso a su cuerpo, tales como decapitación, extracción de corazón, romper su cuello, o demás, los expulsa y los obliga a volver al Infierno.
- No poseen alma. Al morir, su existencia desaparece sin dejar rastro.
- El agua bendita les quema al contacto con la piel, y a través de sus ropas.
- Pueden ser atrapados en una llave de Salomón, un símbolo dibujado en cualquier material (listado más abajo). Mientras estén dentro, no pueden salir, ni dañar la marca, sin importar cuán fuertes sean.
- Los brujos infernales pueden invocar a los demonios que estén atrapados en el Infierno, y ponerlos en cautiverio por varias horas. Sin embargo, matar al demonio tan sólo lo devolverá al infierno y no acabará con él.
- Son totalmente incapaces de sentir amor, empatia, bondad o cualquier rasgo propio de un humano. Sin embargo, pueden sentir odio, envidia, celos, furia.


Comúnmente llamados "Hijos de Lucifer", son seres malignos nacidos en el Infierno, humanos que han perdido su humanidad a través de cientos de años de tortura en el abismo. Pertenecen a los infernales.
Los demonios a menudo conservan los rasgos y facciones que tenían cuando eran humanos. Sus ojos pueden tornarse completamente negros, mostrando una intensa oscuridad. No envejecen, y a menudo son apuestos y hermosos, contrario a la creencia popular; aunque su aura es oscura y pueden poner a uno incómodo en su presencia. Son incapaces de sentir amor, compasión, ni lástima. Sienten sin embargo, ira, deseo, celos, posesividad, y demás emociones negativas.
Poseen una fuerza y velocidad sobrehumanas, y se regeneran con gran rapidez. Son conocidos por tener un gran sentido de la anticipación; es difícil tomar desprevenido a un buen demonio.
Al igual que los ángeles, pueden teletransportarse a través de distancias cortas, y necesitan canalizar poder para moverse a través de largas distancias (kilómetros). Dejan un olor a sulfuro cada vez que usan sus poderes, y en ocasiones incluso polvo de esta sustancia.
Pueden controlar hasta cierta medida el fuego, lo suficiente para generar una pequeña llama en su mano, o para apagar fogatas, encender velas, o hacer crecer llamas. El fuego a menudo toma un color que refleja la personalidad del demonio (rojo, negro).
Los demonios tiene autoridad para realizar pactos. Estos son contratos entre los de su especie y humanos. Mediante ellos, la persona voluntariamente entrega su alma al demonio a cambio de que este tome poder de ella para hacer realidad un deseo. Este puede ir desde la resurrección de un ser querido, la cura de una enfermedad, hasta el otorgamiento de un talento como tocar un instrumento, inteligencia general, etc. También pueden ofrecer su alma a cambio de que el demonio mate a un determinado objetivo; en cuyo caso el demonio tomará poder del alma para potenciarse. Los tratos tienen su limite y sólo se puede pedir una cosa por alma. Se sellan con un beso, y el humano luego podrá gozar de los beneficios del trato durante un plazo de uno a diez años (según se haya acordado) antes de que lo asesinen perros infernales, que llevaran su alma al infierno.
La especie infernal es vulnerable a varios elementos. El agua bendita, que les quema al contacto. Exponerse durante mucho tiempo a un exorcismo los desvanece en humo negro, y envía al infierno. No pueden cruzar puertas ni ventanas tras las cuales haya lineas de sal. Le está prohibida la entrada a tierra consagrada.
Pueden ser aprisionados dentro de una trampa de diablo (un pentagrama dibujado en sangre) si se los engaña para que entren en él. No pueden hacerle daño al símbolo, pero si se borrase sólo una linea del mismo, el demonio sería libre.
Pueden ser asesinados por determinadas armas, como las dagas angelicales.
Los brujos pueden invocar a los demonios si saben su nombre, y es la decisión de estos asistir o no al llamado.
Los demonios nacieron a partir de humanos que hicieron pactos demoníacos; brujos practicantes de magia negra; suicidas o personas demasiado impuras para entrar al Cielo. Al morir estos sujetos, aparecieron en el infierno, donde un mes terrenal equivale a diez años. Fueron torturados hasta que su humanidad se desprendió de ellos; y se convirtieron en demonios.
Y al pasar el tiempo suficiente como demonios, fueron capaces de reunir suficiente poder para caminar sobre la tierra. El objetivo principal de los demonios es divertirse, y se vuelven más fuertes con cada pacto que cierran.
Los demonios no pueden morir más que por un arma forjada en el Cielo o el Infierno; como lo son las dagas angelicales. Sin embargo, recibir un gran daño en el plano terrenal, o destruir su cuerpo por completo, los expulsa a la dimensión infernal. A no ser que se trate de un demonio especialmente poderoso, le costará decenas de años infernales volver a la superficie.
En sí, la muerte de un demonio es peor que la muerte misma.



IMPORTANTE: De elegir esta raza, recomendamos la lectura del origen de los demonios: Hijos de Lilith.


TEMPLAR HUNTERS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Velocidad sobrehumana (x2.5 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x2 más fuerte)
- Regeneración aumentada (x2 más rápida)
- Son muy versátiles, y su capacidad de adaptarse a un combate y analizar la situación es extremadamente rápida.
- Son expertos en la creación de armas únicas para el combate con criaturas sobrenaturales. Cada templario posee un estilo y estrategias únicas.
- Los Templarios que poseen la Marca, incrementan sus sentidos y aptitudes físicas al doble.

Debilidades.
- A pesar de poder regenerarse de las heridas más rápido, son tan frágiles como cualquier humano, y pueden ser asesinados de las mismas formas.
- Su individualismo es un arma de doble filo. A menudo son asesinados por actuar sin apoyo.


Son humanos de un antiguo linaje que se extiende hacia el siglo XI, que son entrenados para cazar seres sobrenaturales. Pertenecen a los terrenales, y cazan a todos los seres sobrenaturales que amenacen a la raza humana.
Debido a que en su sangre se encuentra diluida la de un ángel, su fuerza, velocidad, regeneración, y agilidad están por encima del de la persona común y corriente. Esto se complementa con un extenso estudio del folklore sobrenatural, entrenamiento físico estricto, y el manejo de prácticamente todas las armas de fuego y blancas existentes. Se los considera adultos y parte del Temple alcanzada la edad de dieciséis años.  
El entrenamiento de esta secta de Cazadores se basa en un estilo llamado Cruz del Ángel, en el cual le enseñan a lidiar con maniobras diferentes hacia demonios, vampiros, licántropos y brujos. A medida que se avanza en este conocimiento, el Templario puede optar por intensificar sus conocimientos para matar una determinada raza.
Una vez cumplida la mayoría de edad de este clan, el Templario puede decidir su propio camino. Queda a su juicio que seres cazar, y en que rama especializarse. Dispondrá de apoyo logístico, armamentístico y de refuerzos siempre en cuando los pida.
Sus armas se caracterizan por ser complejas y especiales, basándose en proyectiles y mecanismos de largo alcance. Se destacan entre ellos las granadas de verbena y acónito, de plata y madera; las balas explosivas y de fuego; los cuchillos arrojadizos y las escopetas recortadas. Prefieren el combate cerrado, y su fuerza física y velocidad es sobrehumana.
Los Templarios tienen buenos tratos con los brujos que no practican magia infernal, y se les facilita conseguir objetos para potenciarse. También existe una división encargada designar que Cazadores beberán del Cáliz Sagrado, para que este les otorgue la Marca de Salomón que aparecerá en su pecho. Esta consiste en un pentagrama rodeado de llamas. Provee la habilidad de detectar criaturas sobrenaturales a su alrededor, mejores reflejos y velocidad, y los vuelve inmune a la compulsión de los vampiros y la telekinesis de los brujos.
No están obligados a matar a todos los seres sobrenaturales que se crucen, se les otorga el beneficio de decidir a quien cazar y a quien dejar ir. Sin embargo, si un Templario le perdonase la vida a una criatura, y esta matase a un inocente, dicha muerte pesará sobre su conciencia y será considerada como su culpa. Ningún templario puede oponerse o enfrentarse a otro templario u obstruir su voluntad. De hacerlo, el mismo puede ser expulsado de la orden.
Los civiles que hayan descubierto la verdad del mundo y quieran unirse a la misión del Temple tienen la posibilidad de hacerlo, pero necesitan la recomendación de al menos tres Cazadores de la organización, y tras eso rendir un complejo examen, así como atravesar un arduo entrenamiento físico. Se los considera Ascendentes, y la Temple a menudo impone proezas cuasi-imposibles, siendo la tasa de aceptación menor al dos por ciento.
La organización se caracteriza por ser la más eficiente para el rastreo, la investigación y las tareas de inteligencia. Solamente en San Francisco, han acumulado más de mil expedientes sobre diferentes criaturas sobrenaturales; en caso de que las mismas se conviertan en una amenaza.
Los Templarios poseen varias bases a lo largo del país en las ciudades más importantes, pero su central se encuentra en la Isla de Alcatraz, en San Francisco. Esta fue comprada por los lideres de la organización, cerrada al público, y adaptada para que funcione como ambos; una avanzada y moderna base de operaciones con armerías, biblioteca, sala de discusiones, y, por supuesto, prisiones. La cubierta exterior de la isla posee una magia ilusoria, que fue alzada por un grupo de brujos naturales. Provoca que quienes vean hacia ella y no sean parte de los Templarios sólo atisben a ver el espejismo de la antigua cárcel.
Los Cazadores de la Orden del Temple a menudo usan el símbolo de vestimentas blancas, con una cruz roja en medio. O amuletos de cruces carmesís en collares, brazaletes, o tatuajes. Son una eminencia y una muestra de la capacidad del ser humano, temidos por los enemigos de la humanidad.



IMPORTANTE: De elegir esta raza, recomendamos la lectura del origen de los templarios y la orden: Hijos de Adán.


KNIGHT HUNTERS

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Velocidad sobrehumana (x1.5 más rápido)
- Fuerza sobrehumana (x3 más fuerte)
- Regeneración aumentada (x2 más rápida)
- Su fuerte es el combate en grupo. Pueden coordinarse con sus compañeros más cercanos como si fuesen una sola persona. Además, su poder se intensifica cuantos más Knight Hunters estén juntos.
- Son expertos en el combate cuerpo a cuerpo, la mayoría domina una decena de artes marciales.
- Los Knight Hunters que poseen el Sello, incrementan sus habilidades al triple.

Debilidades.
- A pesar de poder regenerarse de las heridas más rápido, son tan frágiles como cualquier humano, y pueden ser asesinados de las mismas formas.
- Son muy dependientes de sus compañeros. De actuar solos, tienen pocas probabilidades de éxito.


Son humanos que han nacido con el destino de formar parte de la Orden de los Caballeros de la Mesa Redonda, y lo han aceptado. Pertenecen a los terrenales, y cazan a los seres sobrenaturales que se opongan a su filosofía y reglas.
A pesar de que su fisionomía es la misma que la de un ser humano, sus límites y resistencia van más allá de estas restricciones. Pueden soportar golpes que serían mortales para un individuo común y corriente, y realizar proezas que van más allá del límite humano. Su fuerza y velocidad son sobrehumanas, y se regeneran en un tercio del tiempo que le demoraría a una persona común.
Es característico de ellos la formalidad, la elegancia y la discreción, por lo general son personas pulcras y con altos valores morales que gustan de seguir las reglas de la Orden. Es común verlos vestidos con trajes oscuros y ropas de ese estilo.
Son entrenados con gran severidad, y se los considera aptos para ascender como Knight Hunters a partir del momento que cazan su primera presa, sea esta un demonio, un vampiro, un licántropo o un brujo. A pesar de que se los adiestra para combatir todas estas amenazadas, creen que el primer asesinato del joven determina su destino, por lo que se presta especial atención a su educación para combatir dicha raza.
Los Knight Hunters optan por utilizar técnicas que se trasladan de generación en generación, siendo su arma característica la espada occidental o katana, según sea su preferencia. Le brindan un nombre a su arma, y la convierten en su principal aliado. Si la hoja de la espada se rompiese, el Cazador deberá volver a fundirla tan similar a la anterior como le sea posible, pues representa su voluntad de lucha.
Son maestros del combate cuerpo a cuerpo y conocedores del manejo de armas blancas de gran variedad, que se extiende pero no limita a cuchillos, dagas, espadas cortas y largas, lanzas, etcétera. También pueden usar armas de fuego, pero las consideran inferiores y caóticas.
Los individuos que tienen por destino unirse a los Knight Hunters, nacen con un especial interés por lo oculto y sobrenatural. Esto los lleva a una situación inexorable en la cual tienen un encuentro con algo fuera de este mundo, sea esta una tragedia o un evento aislado, donde se ven obligados a combatir descubrir la identidad de un vampiro, un licantropo u otro ser sobrenatural. Aquellos que sobreviven a este primer momento, adquieren una marca que aparece en su cuerpo, ardiéndoles la piel. Esta marca es llamada Blood Seal (Sello de Sangre), y a partir de ella la Orden puede localizarlo, llevarlo a sus instalaciones y explicarle su misión y lugar en el mundo. El candidato puede optar por rechazar la oferta, pero vivirá de por vida con las ansías e impulsos de involucrarse en el mundo sobrenatural, o aceptar y empezar un arduo entrenamiento que culmina con su ascenso como un Knight Hunters.
Son escasos en número, y por este motivo, los Knight Hunters se caracterizan por su colectividad, por ser un grupo de Cazadores que ataca en conjunto y borran clanes de vampiros, manadas de licantropos o aquelarres de brujos en una sola incursión. La muerte de uno solo de sus miembros es considerada una tragedia colosal.
Sin embargo, el individualismo existe entre sus lineas, pero es mal visto. El egoismo, la codicia y la arrogancia son defectos que los Caballeros consideran letales para un miembro de su orden.
La organización se caracteriza por destacar en lealtad y trabajo en equipo, a tal punto que algunos miembros no necesitan verbena para resistir la compulsión de los vampiros. Han entrenado su mente para mantenerse en control y preferir la muerte a delatar a sus camaradas.
Su símbolo es la silueta de un dragón rojo sobre sus cuatro patas, y se encuentra presenta en las capas que a menudo utilizan para ceremonias o cacerías. También realizan decoraciones de llamas sobre las empuñaduras de sus espadas, o lemas en latín.



IMPORTANTE: De elegir esta raza, recomendamos la lectura del origen de los templarios y la orden: Hijos de Adán.


CIVILES

Resumen de habilidades:
Fortalezas.
- Los humanos son la raza más frágil de la Tierra. Sin embargo, también son la que posee mayor número y recursos.
- El deber de los Cazadores es protegerlos a toda costa, incluso su propia vida.
- Pueden convertirse en Cazadores solitarios, de aprender la verdad del mundo, y aspirar a unirse a alguna de las organizaciones para la defensa de la humanidad.

Debilidades.
- Pueden ser convertidos en vampiros.
- Pueden ser poseídos por demonios, de no haberse protegido a través de un conjuro.
- Nada puede impedir que los ángeles los visiten en sus sueños, e influencien de maneras negativas.
- Son vulnerables a los hechizos de los brujos.

Son seres humanos que nacieron en la Tierra sin poseer en su sangre propiedades sobrenaturales, ni inclinaciones hacia los Cazadores. Pertenecen a los terrenales, y son neutrales.
Por lo general, los humanos ignoran los conflictos que suceden entre las razas sobrenaturales, ya que las mismas se desestiman como mitos, cuentos de hadas, o leyendas urbanas. Esto los protege de la realidad que ocurre bajo sus narices, y los vuelve estrechos de mente, por lo que la mayoría buscará explicaciones lógicas a los eventos más impresionantes que atestigüen.
Sin embargo, el ser humano es a menudo envidiado y un agente necesario para la supervivencia de las demás razas. Los vampiros deben consumir su sangre para sobrevivir; los licántropos ansían sus corazones; los demonios sus almas; y los ángeles sus cuerpos. Pueden ser influenciados por todos los anteriores, pero al final, el civil es otorgado con herramientas de resistencia y defensa.
Un humano puede transformarse en un vampiro de cumplir con la Transición, o en un demonio de hacer un pacto con uno o ir al Infierno tras su muerte. También pueden brindar sus cuerpos a tanto ángeles como caídos, en tanto sea por voluntad propia.
La mayoría de los civiles ignora la actividad sobrenatural, pero existen aquellos que atestiguan asesinatos o cacerías, y desde entonces deciden buscar la verdad de este mundo. Por lo general, son asesinados debido a su falta de disciplina, entrenamiento, y arrogancia. Sin embargo, existen aquellos que resisten por su cuenta y se defienden a base de instinto, e investigación.
Estos humanos por lo general son guiados por la venganza tras presenciar la muerte de un ser querido a manos de algo inexplicable. A menudo terminan convirtiéndose en un tipo independiente de cazadores llamados Rogue que siguen su propios objetivos (mucha veces, egoistas). No son muy eficientes, pero que pueden defenderse o tener talento natural.
Los civiles no están del todo indefensos ante lo sobrenatural, ya que la naturaleza les provee formas de defenderse de los seres sobrenaturales, como negar la entrada a su casa a los vampiros, consumir verbena, o vestir artículos de plata.
La especie humana suelen ser vista como la raza más vulnerable mientras son ignorantes, pero poseen un gran potencial al enterarse de la verdad, ya que pueden enfocar la energía y determinación en cualquier dirección que escojan.



avatar
Porodios
Admin

Mensajes : 138
Puntos : 235
Fecha de inscripción : 02/03/2015

http://wayward-son.invision-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.