welcome
Ha estallado la Segunda Gran Guerra del Cielo, los ángeles fieles a los ideales divinos y al Arcángel Michael han entablado una lucha abierta con los caídos, bajo el mando de un misterioso serafín que volvió de la muerte, con el poder de una legión en sus manos, quien promulga a favor del libre albedrío para tomar sus propias decisiones, tal y como lo hacen los humanos. Los demonios toman cartas en el asunto, cerrando tratos con el bando de rebeldes con el fin de eliminar la supremacía del Cielo, y tener derecho a caminar sobre la tierra. New York ha sido escogido como Armageddon, y las visperas de la batalla final se leen en escaramuzas y luchas menores.
Mientras tanto, en New Orleans, los vampiros han logrado un poderío sin igual sobre la ciudad. Los rumores de que el Regente del Infierno ha tenido algo que ver corren en el plano sobrenatural, mientras los Blazers, los Cazadores descendientes del Rey Arturo Pendragon buscan darle un freno a sus actividades.
Es una verdadera pena que los Templarios, la primera raza de Cazadores, jamás hayan llegado a un acuerdo con sus colegas. A pesar de que no ha habido declaración de guerra entre ellos, la aparición de una nueva reliquia divina, contenedora de poderes sin igual, tienta a ambos bandos. Sin embargo, los Templarios tienen las manos llenas tratando de domar a las implacables manadas de licantropos en San Francisco, cuyo nuevo líder parece ser un fanático de las batallas.
No hay tiempo ni recursos para vigilar a los ingeniosos brujos que aparecen de vez en cuando en los casinos de Las Vegas, haciendo uso de sus facultades para llevarse dinero fácil. Esto no es más que una fachada, por supuesto, ya que el Aquelarre de Lilith ha estado pactando con demonios mayores para invocar al Primer Demonio.
En el mundo de Wayward Son, los conflictos, batallas, traiciones y la guerra parecen haber inundado cada estado del país de las oportunidades. Los tiempos de paz han llegado a su fin, ¡elige tu bando sabiamente, y bañate de la gloria de la victoria, o perece en el olvido de la historia!
Foro de skin rpg temática ---
last topics
Últimos temas
» Divinity That Shapes Our Ends | Priv. Hope
Vie Dic 30, 2016 4:44 am por Hope Everdeen

» Crimson Chaos | Priv. Keira
Vie Dic 23, 2016 12:34 am por Jason "Ace" Herondale

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 6:45 pm por Invitado

» Afiliacion elite resistanceunison
Lun Abr 04, 2016 6:50 am por Invitado

» UnderWorldwar~[Afiliación Élite]
Lun Abr 04, 2016 1:58 am por Invitado

» AngieeRenders | Afiliación Élite
Sáb Abr 02, 2016 9:21 am por Invitado

» ● Bálderook University [Normal]
Jue Mar 31, 2016 11:52 am por Invitado

» Jodie Kendrik
Miér Mar 30, 2016 9:40 am por Jodie Kendrik

» -TRANSITUS EST OMNIS IMBER - [Seirian Yamamoto] (En Construcción)
Miér Mar 30, 2016 5:33 am por The Last Order

ALLIES

Élite 0/40
Monochrome School [RPG Yaoi]40 por 40Final Fantasy: La era de la Luz<Fairy Tail ChroniclesCrear foroCrear foroNoragami RolerFate/Corrupt Phantasm
Get Inspired!
THE TRINITY
Cameron Briel
MP
Hope Everdeen
MP
Chris O'Connor
MP
Wayward Son y su historia es una creación original del Staff, fuertemente influenciada por series y novelas de género sobrenatural, destacando la saga The Mortal Instruments de Cassandra Clare, y las series de televisión Supernatural de Erick Kripke, y The Vampire Diaries y The Originals de Julie Plec. Las imágenes utilizadas han sido tomadas de portales como Devianart, Zerochan, Pixiv y We❤It, y pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos a Rose de Glintz por el elegante trabajo de su skin y su asistencia, a Veeneli por sus códigos y tablillas tan atractivas, así como a Mizuki por su bello tablón de anuncios.
credits

The Blood Brothers {Priv. Isabella DeMarco}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Blood Brothers {Priv. Isabella DeMarco}

Mensaje por Thanatos S. el Vie Feb 05, 2016 11:53 am

Rossweisse era alguien sumamente perspicaz, incluso con las cosas de Thanatos en las cuales no debía meterse y eso le cobró muchas malas situaciones con el caído, pero valió la pena.  Al menos para ella las cosas no podían empeorar y su sentido de la amabilidad hacia el amo estaba aumentando por cada día que pasaba cerca de él. Tampoco nunca se supo la razón del porque ella, siendo una respetada empresaria y negociadora con muchos éxitos, se rebajaría a una simple sirvienta de la gran mansión Stark, todo esto queda para el misterio colectivo incluso para los miembros de la junta del caído. Y un gran día se acercaba con la llegada mañanera en el Central Park, uno de los lugares turísticos importantes de la ciudad y un gran lujo de poder visitar durante toda hora del día, aunque por la noche las cosas se volvían un poco más turbias y peligrosas que de costumbre. El recipiente de la caída era de lo más normal, por ahora aprovechaba su figura y su juventud para hacerse pasar por una estudiante de intercambio con el objetivo de visualizar el entorno del parque, porque podría bien ser un punto estratégico para los planes de su amo. Una prenda parecida a las alumnas de los colegios privados, de color verde marino o algo más oscuro, con unos bordes de tela dorada y no faltaría el símbolo característico del colegio del cual decía pertenecer, una camisa iba por debajo de aquel chaleco escolar con una corbata bien ajustada expresando la seriedad con la que incluso su rostro veía reflejada. Otra de las características era su cabello que ahora no tomado por el paño servicial estaba completamente suelto y ordenado como mejor supo hacerlo, ya que todo fue pensado de la manera más rápida posible, inclusive el ponerse anteojos rojizos cosa que usualmente no traía y era el color que odiaba innatamente, terminando su prenda una falda se asomaba y no era larga pero tampoco corta, si no que la arremango a un término medio aceptable, porque también quería verse bonita para sí misma, al ser ángel caído podía sentir, algo diferente al caso de Hildegarde. Sus ojos este día serían esmeraldas brillantes, con color de uñas de la misma tonalidad como para no levantar sospechas innecesarias, estaba lista — Voy de salida, espero que mi ausencia no le sea de gran perdida por motivos que tenga usted, me disculpo de antemano pero quiero visitar el Central Park y…. — sus palabras se silenciaron como el viento se silencia con una ventana y la mano de Thanatos estaba a la altura de sus propios ojos con algo de curiosidad en el semblante — ¿Qué motivos tienes para ir a dicho lugar? — pregunto porque nunca dejaría un cabo suelto, pensaría tal vez que Rossweisse le estaba traicionando a sus espaldas y entregando información confidencial a personas que no debían meterse en los asuntos del amo — Solo turísticos, señor, no tengo otro motivo para salir al Parque, sabe muy bien que el contacto humano me abruma bastante — y esto era verdad, se debía a que ella sufrió mucho de parte de los humanos cuando recién había caído del cielo sin entendimiento absoluto de lo que era “sentir” — Hmmm… — con el puño derecho sobre la mejilla, Thanatos pensó un momento aquella incursión que su sirvienta quería llevar a cabo en territorio ajeno, se le ocurrieron muchas cosas locas e incluso erróneas, tenía que conocer el motivo oculto y comprenderlo igualmente, por lo que se puso de pie ya que anteriormente estaba sentado en su mesa ejecutiva y le miró fijamente a los ojos — Yo te acompañaré, y no hay peros, ya lo decidí — arregló su más reciente prenda y sus nuevos zapatos, se acomodó la corbata y se puso su parche en el ojo correspondiente, además que le presto un maletín a Rossy para que su actuación fuera más realista — Estas bastante madura para ser estudiante — con un chiste hacia su figura bastante alejada de las jovencitas, le tiró la mejilla para molestarle y abrió la puerta — ¿Qué estás esperando?, no creo que las estudiantes de tu “edad” tengan alas angelicales para llegar al parque en solo segundos — Rossweisse estaba muda, no por el hecho de las molestias de su amo, si no por su comprensión — Si — respondió, y se quedó en silencio como árbol nuevamente, camino con el masculino y le llevó en la dirección correcta.

Las intenciones de Thanatos iban más allá de solo vigilar a su sirvienta, quería saber que sentía ella, como había evolucionado al paso del tiempo y como moldea su capacidad para percibir a los humanos, y temía lo peor: que ella se estuviese volviendo humana y perdiera la noción de su grandeza angelical. Hildegarde por su parte, se quedó en la mansión jugando con algunos empresarios estúpidos que osaron engañar al amo, ya sea por temas de negocios o de dineros mal calculados, vaya que les esperaba un infierno en cuatro paredes.

El Central Park tan vivo como todos los días del año, los árboles que ocupaban hasta donde la vista pudiese alcanzar, el aire estaba limpio y se respiraba todo menos dióxido de carbono, las aves se posaban en las ramas y ostentaban un cargo especial entre los visitantes al ser la mayoría — Por aquí Tha…digo... Amo —la caída con su timidez frente al público, perdió aquello que más resultaba interesante de ella: su oratoria y su capacidad social. Rossweisse tenía ese problema, cuando se sacaba la prenda de sirvienta no quedaba más que una muchacha vulnerable ante todos los peligros que podían aquejarla — Dime Christian, no estamos en la mansión, recuérdalo mocosa — indiferente y algo enojado, Thanatos solo observaba por su “buen ojo” las cosas que le rodeaban y le dio algo de nostalgia pasajera, el parque tenía un gran parecido al paraíso donde él estuvo presente milenios atrás — Mantente alerta,  si te pasa algo será tu culpa. No soy tu niñera — con las últimas palabras sobre los oídos de Rossweisse, el caído se daba a mostrar al mundo por ahora.
Apariencia Rossweisse
Click Aquí


Última edición por Thanatos S. el Sáb Feb 06, 2016 8:35 pm, editado 1 vez
avatar
Thanatos S.

Mensajes : 11
Puntos : 15
Fecha de inscripción : 11/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: The Blood Brothers {Priv. Isabella DeMarco}

Mensaje por Isabella DeMarco el Sáb Feb 06, 2016 1:47 pm

Isabella ceso inmediatamente sus actividades en aquel día y levanto la cabeza para observar a aquellos pajaritos que hacían galas de sus cantos con sus pequeños cuerpos contoneándose de vez en cuando. Las melodías que salían de ellos no eran para nada molestas o ensordecedoras, de hecho se podría estar concentrado en cosas importantes a la vez que se les escuchaba cantar y eso estaría estupendo para una concentración matutina, pero sin embargo ella independientemente de lo que estuviera pensando, ceso todas sus actividades por contemplarlos a ellos. Sonrió cuando otros dos se unieron al grupo haciendo que el que cantaba hace unos momentos emprendiera el vuelo como si fuera la víctima de un ataque. La pelirosa que ahora se encontraba concentrada en saber cuál sería el desenlace de aquellos juegos de niños, dejo el libro que estuvo ojeando hasta hace unos momentos y estiro sus piernas hacia adelante aun sentada en el banco por debajo de aquellos revoltosos que para esos momentos habían comenzado un juego de “vuela que te pillo” mientras el piar y los chillidos comenzaron a ser más que unos gorjeos. No es como si se estuvieran matando los unos entre los otros, pero se veían divertidos. Por alguna razón, aquello le recordó a ella y a sus hermanos en sus juegos infantiles que a veces poco distaba de tiernos e infantiles más aun de ella, pues los humanos aunque fueran bruscos no provocaban grandes males, más que empujones gritos histéricos y caídas, pero ella al contener sangre demoniaca… Dudaba de lo que podía hacer, pues ella no se permitía muchas cosas y siempre su madre o alguna niñera de turno los vigilaba. Odiaba no poder meterse en grandes conflictos de niños humanos contra niños humanos, pero que más daba, el temor de su madre era que siendo aún pequeña, podría causar alguna tragedia de proporciones mayores. Todo aquello nunca tuvo sentido para ella, pero ahora que estaba ya mayorcita podía entender perfectamente que un niño no tenía conciencia de las cosas que hacía.    

Aquel le había parecido un buen día para salir a recorrer la ciudad, y a pesar de que llevaba ya mucho tiempo en ese lugar, carecía de mucho conocimiento. No sabía muy bien a dónde acudir en primer lugar, pero luego se dio cuenta de que amaría ir a aquel lugar, “Central Park” del que había oído hablar cientos de veces y al cual en ningún momento hasta ahora había dedicado su atención, pues en ese momento tardaría mucho tiempo en su visita a aquel lugar que parecía ser una maravilla natural y bien, en ese mismo momento se encontraba sentada en aquel banco escuchando una juguetona pelea entre unos chiquillos que no paraban de dar vuelta sobre su cabeza con aquel entusiasmo enérgico y nuevamente sonrió aunque en esta ocasión su sonrisa era más tirante, todo el que la mirara se diría que se estaba poniendo de los nervios. Ahora entendía a su madre cuando saltaba y los regañaba por estar de latosos alrededor de ella.    

“Sera mejor de que me vaya, antes de que se me caiga uno encima”

-O decida encenderle fuego.-

Se espantó por eso, no sería bueno y no quería tener esos pensamientos que la hacían parecer más una loca esquizofrénica asesina como la buena muchacha que era en ese entonces. Olvidando completamente que alguna vez tuvo un libro entre sus manos, se levantó del banquillo estirando un brazo con la intención de volver a poner en orden su cuerpo antes de marchar por la senda que vía ante ella. La poca contingencia que hace unos momentos hacía gala el gran parque ahora la sorprendía de pasar a estar técnicamente vacío en el sector donde se encontraba a estar en un término medio, porque no era como que se hubiese llenado hasta los confines de cada metro cuadrado pero era aceptable dentro de los términos de un lugar público.


-Eso no fue algo bonito para decir.-Comento con un Mohín en sus labios al escuchar casualmente una parte de la conversación de aquellas dos personas, un hombre y una mujer que podría perfectamente tener la misma edad de ella, bueno, no exactamente su misma edad. -Pienso que no debería tratar así a su acompañante… Si me disculpa yo…-Y luego de esas palabras paso lo más raro que podía pasarle en la vida, pues ella no era muy propensa a enrojecer, pero eso fue lo que hizo exactamente.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.