welcome
Ha estallado la Segunda Gran Guerra del Cielo, los ángeles fieles a los ideales divinos y al Arcángel Michael han entablado una lucha abierta con los caídos, bajo el mando de un misterioso serafín que volvió de la muerte, con el poder de una legión en sus manos, quien promulga a favor del libre albedrío para tomar sus propias decisiones, tal y como lo hacen los humanos. Los demonios toman cartas en el asunto, cerrando tratos con el bando de rebeldes con el fin de eliminar la supremacía del Cielo, y tener derecho a caminar sobre la tierra. New York ha sido escogido como Armageddon, y las visperas de la batalla final se leen en escaramuzas y luchas menores.
Mientras tanto, en New Orleans, los vampiros han logrado un poderío sin igual sobre la ciudad. Los rumores de que el Regente del Infierno ha tenido algo que ver corren en el plano sobrenatural, mientras los Blazers, los Cazadores descendientes del Rey Arturo Pendragon buscan darle un freno a sus actividades.
Es una verdadera pena que los Templarios, la primera raza de Cazadores, jamás hayan llegado a un acuerdo con sus colegas. A pesar de que no ha habido declaración de guerra entre ellos, la aparición de una nueva reliquia divina, contenedora de poderes sin igual, tienta a ambos bandos. Sin embargo, los Templarios tienen las manos llenas tratando de domar a las implacables manadas de licantropos en San Francisco, cuyo nuevo líder parece ser un fanático de las batallas.
No hay tiempo ni recursos para vigilar a los ingeniosos brujos que aparecen de vez en cuando en los casinos de Las Vegas, haciendo uso de sus facultades para llevarse dinero fácil. Esto no es más que una fachada, por supuesto, ya que el Aquelarre de Lilith ha estado pactando con demonios mayores para invocar al Primer Demonio.
En el mundo de Wayward Son, los conflictos, batallas, traiciones y la guerra parecen haber inundado cada estado del país de las oportunidades. Los tiempos de paz han llegado a su fin, ¡elige tu bando sabiamente, y bañate de la gloria de la victoria, o perece en el olvido de la historia!
Foro de skin rpg temática ---
last topics
Últimos temas
» Divinity That Shapes Our Ends | Priv. Hope
Vie Dic 30, 2016 4:44 am por Hope Everdeen

» Crimson Chaos | Priv. Keira
Vie Dic 23, 2016 12:34 am por Jason "Ace" Herondale

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 6:45 pm por Invitado

» Afiliacion elite resistanceunison
Lun Abr 04, 2016 6:50 am por Invitado

» UnderWorldwar~[Afiliación Élite]
Lun Abr 04, 2016 1:58 am por Invitado

» AngieeRenders | Afiliación Élite
Sáb Abr 02, 2016 9:21 am por Invitado

» ● Bálderook University [Normal]
Jue Mar 31, 2016 11:52 am por Invitado

» Jodie Kendrik
Miér Mar 30, 2016 9:40 am por Jodie Kendrik

» -TRANSITUS EST OMNIS IMBER - [Seirian Yamamoto] (En Construcción)
Miér Mar 30, 2016 5:33 am por The Last Order

ALLIES

Élite 0/40
Monochrome School [RPG Yaoi]40 por 40Final Fantasy: La era de la Luz<Fairy Tail ChroniclesCrear foroCrear foroNoragami RolerFate/Corrupt Phantasm
Get Inspired!
THE TRINITY
Cameron Briel
MP
Hope Everdeen
MP
Chris O'Connor
MP
Wayward Son y su historia es una creación original del Staff, fuertemente influenciada por series y novelas de género sobrenatural, destacando la saga The Mortal Instruments de Cassandra Clare, y las series de televisión Supernatural de Erick Kripke, y The Vampire Diaries y The Originals de Julie Plec. Las imágenes utilizadas han sido tomadas de portales como Devianart, Zerochan, Pixiv y We❤It, y pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos a Rose de Glintz por el elegante trabajo de su skin y su asistencia, a Veeneli por sus códigos y tablillas tan atractivas, así como a Mizuki por su bello tablón de anuncios.
credits

She just died in mine arms tonight { Priv Alma }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

She just died in mine arms tonight { Priv Alma }

Mensaje por Angelina Snowfield el Jue Ene 28, 2016 12:17 pm

Las diálogos son como cascadas de palabras. Una vez desatas la presa emergen de la boca precipitadamente. No hay nadie que pueda aturar la ira con la que se despeñan hasta romperse como el cristal al estallarse cuando besa violentamente el suelo. Rebecca me miraba con el alma en una de sus manos, apretando el puño para acabar de ahogar su angustia, mientras que en sus preciosos orbes castaños reinaba el desdén y la desdicha. En un resumen simple, ella era un ángel corrompido por la ambición de ser la más amada por un Dios inexistente. Me rogaba a gritos y llantos ahogados que devolviera a la vida un ente que se escapaba de mis posibilidades y, que por otra parte, si pudiera no cumpliría. Me mantenía firme, con la mirada perdida e indiferente ante tantos sollozos que me molestaban y encabritaban, estallándome en la cabeza. Mi cólera implosionaba como altaboces en mis sienes, deseando desgarrar aquellos estruendos con el rugido de mi voz; hacer que aquella preciosa morena se estremeciera en el miedo y callara de una vez por todas. Sin embargo algo dentro de mi se regocijaba. Ver aquel ser tan puro desquiciarse alteraba la sangre de mis venas mientras permanecía en silencio. Me mantuve paciente, dejando que desbocara toda la mierda y que liberara el odio que me tenía por no concederle el deseo. Ella, tan luminosa, pretendía sacrificarse por Él. En pocas palabras, aquella situación se me describía como absurda e innecesaria. De mis labios entreabiertos se escapó un suspiro tenue para armarme de paciencia. Pero ya se me había agotado.

La guadaña que sostenía con la zurda se alzó amenazando a la contraria, empezando a caminar hasta ella con lentitud. Acortaba las distancias mientras que Rebecca intentaba alejarse torpemente, cayéndose al suelo a la par que suplicaba que le tuviera piedad. Qué palabra tan carente de sentido. Torcí mi sonrisa helada, mordiéndome el labio inferior cuando mi fuerza estalló en el momento que mi cuerpo se inclinó hacia delante con violencia, clavando la hoja de mi arma en el pecho de la contraria, reculando el brazo para desgarrar y abrir en canal a la fémina que gritó ensordecedoramente. Las extremidades de la morena se retorcían mientras su esencia rojiza se desprendía de su cuerpo, empezando a empapar el suelo y a salpicar los alrededores. Volví a apuñalarla, una y otra vez, liberando por fin el éxtasi de ser consciente que mis manos robaban una vida, que me apoderaba de su existencia, que era la maestra que decidía sobre el futuro de la ajena, sentenciando de que no lo tendría. ¿Cómo pudo atreverse a pedirme un segundo favor? Ella ya me había convocado antaño y su tiempo al fin se había terminado. Su alma me pertenecía y desde las sombras le había estado vigilando, siguiéndole sigilosa, respirándole en la nuca. No pude reprimir un gemido cuando ella dejó de respirar al ahogarse con su propia sangre, combulsionando para petrificarse para siempre. La muerte no te hace dormir eternamente. No, ¡no, NO! Pues ella mantenía una expresión de horror que me estremecía del deleite, con aquellos hermosos orbes que iban perdiendo el brillo que tanto repudiaba.

Pero en el fondo, aquello no me hacía sentir más viva.

Con desidia dejé mis brazos caer por su propio peso, inclinando la cabeza hacia un lado. Volvía el desinterés y la rutina de siempre. Una llama carmín salió de mi cuerpo para penetrar el contrario, absorbiendo su alma y engulléndola al infierno hasta que su color ígneo desapareció. Salí del callejón mientras relamía mi labio inferior, mancillazo por la sangre de la víctima que me había cobrado. Me sentí extrañamente desamparada, aburrida de hacer lo mismo una y otra vez, agotada de tener sensaciones tan intensas pero cortas. Necesitaba más, más diversión. Algo que me pudiera entretener. Miré hacia el cielo oscuro por la llegada de la noche y entonces pude vislumbrar un cuerpo en movimiento veloz y ágil de cabellos tan rojizos como los mios. Entreabrí los ojos, tensándome de nuevo y mordiéndome el labio inferior. Entonces, centrándome en el papel, dejé que la guadaña cayera al suelo para que provocara ruido, tirándome al mismo de rodillas, llevando mis manos al rostro para ocultar un llanto con zozobra; fingiendo tener un alma atormentada. Mis hombros temblaban, encogiéndome y quedando en posición fetal, gritando de un dolor que me inventaba; buscando atraer a ésa fémina que por casualidades o no, se había cruzado en mi camino.
avatar
Angelina Snowfield

Mensajes : 23
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 26/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: She just died in mine arms tonight { Priv Alma }

Mensaje por Alma el Jue Ene 28, 2016 10:53 pm

Alma buscaba algo entre la misteriosa noche, pero lo había perdido. Sentía como su cuerpo se aceleraba, el corazón del contenedor latía avidamente mientras era inyectado con mas adrenalina en su ser. Iba rápido, su capa ondeaba en la noche mezclándose con la obscuridad de la noche la silueta de la joven por su atavío negro. Traía su espada consigo, no estaba solo visitando la ciudad, estaba buscando a un ser pero había perdido su rastro. Llevaba tiempo siguiéndole los pasos y justo cuando iba a prepararse al ataque se desvaneció literalmente. Estaba tan cerca, no se detendría ahora que lo tenia tan palpable a sus manos.
No se consideraba una asesina, simplemente detendría a todo aquello que quisiese dañar a la raza humana, era algo que tanto ella como su contenedor querían y era natural de experimentarlo.
Por las horas había poca gente rondando, pero igual no podía llamar la atención tan fácilmente aunque si aparecía ese sujeto en un lugar publico a la vista de todos, habría un gran problema y eso lo quería evitar a toda costa. Si iban a  enfrentarse entonces seria en un lugar donde no hubiera testigos ni victimas inocentes.

Uso su velocidad sobrehumana para moverse lo mas que se pudiera y pensó colarse entre algunos techos pero igual podría salir contraproducente. Tenia que tener un balance algo que le costaba a veces pues el temperamento del contenedor solía ir y venir de formas que sorprendían a la caída.  La ciudad era neutra al menos eso era lo que percibía la chica, tenia que ser cuidadosa ya estaba de por mas claro eso pero nunca se puede ser tan cuidadosa. Algo si estaba segura, tenia que  salir viva de esto, no por ella sino por sus compañeros caídos y por la familia de la joven que usaba de contenedor , solo por eso se encargaría de llegar sana y salva.

Era simple, nada mas ni nada menos , podría haber seguido pensando eso y mil cosas mas pero en una de las callejuelas oyo un ruido que hizo que toda su atención se enfocara en aquel sonido. Se freno de golpe y giro hacia donde ese sonido provenía. Un olor denso a azufre le impregno la nariz, algo asi como huevos podridos para las fosas nasales humanas. Frunció minimamente el ceño como si no existiera esa expresión en su rostro del todo. Camino hacia ese sitio donde oia un llanto y en ese instante vio una mujer tirada en el suelo, temblando y sollozando. Permaneció quieta tratando de asimilar todo y aunque se sentía abrumada su rostro estaba sin expresión alguna, eso si, sus ojos estaban fijos en la chica.

—¿ Que te paso?—


Pregunto Alma y su cuerpo se inclino a la chica. Seguía muy contagiada de emociones que no podía describir y a la vez trataba de reaccionar prudentemente sin desamparar a la joven que yacía tan cohibida y en mal estado.
avatar
Alma

Mensajes : 11
Puntos : 17
Fecha de inscripción : 26/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: She just died in mine arms tonight { Priv Alma }

Mensaje por Angelina Snowfield el Dom Ene 31, 2016 11:59 pm

El pescado había mordido el anzuelo de lleno. Me parecía interesante que una mujer tan bien plantada como la que se presentó para mi falso rescate fuera tan inocente y confiada como para acercarse a consolar a una desconocida como lo era yo. ¿Quién en su sano juicio haría algo así? En medio de la noche, en un callejón oscuro. Podían suceder miles de cosas desastrosas fuera la ciudad que fuera. Pensé en la lástima que me daba tener que aniquilar en el futuro a alguien tan... asquerosamente bondadosa. Lo único bueno que me demostró como primera impresión fue la cautela que utilizó para hablarme. En respuesta, me volteé para descubrir mi rostro empapado en lágrimas de cocodrilo, por la actuación tenía las mejillas ruborizadas y el cuello hinchado. Con una maestría impecable para imitar, murmuré con una voz rota: - Alguien... alguien ha asesinado a mi prometida. - Me lamenté, volviendo a estallar en sollozos desconsoladamente. Mi cuerpo temblaba a propósito, dificultando mi propia respiración.

Sin embargo llegó el momento en que la situación me superó y, entre tanta maestría, una risotada irónica y burlesca apuñaló la agonía que hasta ahora había demostrado. Me llevé la diestra al rostro, secándome los ojos y sacando la lengua a la mujer que se mantenía enfrente suya. - Ya... Qué idiota. ¿En serio pudiste creerte eso? ¿Qué tienes, quince años? Veo que algunos padres no cuentan eso de desconfiar en desconocidos... - Finalmente me levanté con desidia, tomando mi guadaña y tocando con el extremo de esta el cuerpo inerte del ángel asesinado tendido en el suelo. - Una lástima, ¿Verdad? Era hermosa. - Suspiré volviendo a la falsedad de un disgusto que era incapaz de compartir.  - Pero dudo que seas capaz de comprender del todo la magnitud de la situación. Oh, más bien que realmente te sientas mal por un ser de una raza que abandonaste. Quizá hasta te alegres; que guardes algún rencor o envidia... No se... - Murmuré al mirar las alas negras de aquel ángel caído. Era descuidada e imprudente. Simplemente apoyé ambos brazos cruzados en el arco de la hoja de mi arma metálica, dejando posar mi mentón encima del dorso de mis manos. Hablaba como si realmente supiera algo de la pelirroja enfrente mía, un tira y acierta que los demonios como yo intentábamos jugar para tratar de debilitar a nuestras presas. - Lo único que me pasa es que tengo hambre de diversión; de sentirme algo más viva. - Confesé, escrutándole los ojos con la mirada. Sonreí de forma amigable por primera vez en la noche, relamiéndome rápidamente el labio inferior.

Finalmente me percaté de que no sabía cómo se llamaba la ajena y aquello me incomodaba ligeramente. No era que me molestara o me interesara saber su nombre, más necesitaba dirigirme a ella de alguna manera. ¿Tetona? ¿Imbécil? ¿Ingenua? ¿Estúpida? ¿Pajarita? No, aquellos apodos seguramente que no la sentarían bien y me sentía perezosa de empezar una nueva batalla. Tenía el orgullo y la seguridad de que acabaría como todas las que empezaba; un perdedor y un ganador... Y yo nunca perdía cuando de fuerza y violencia se trataba. Bostecé sin querer, volteando el rostro para que no viera el interior de mi boca de aquella forma tan exagerada. - Ah, lo siento... Es tarde y fue una recolecta de almas ardua. - Me disculpé de forma vacía y artificial, volviendo el rostro hacia el ajeno para entonces aparentar estar sorprendida por la situación. - Oh, claro, casi se me olvida. Me llamo Angelina, irónicamente. Aunque suelen referirse a mí como hija de puta, demonio de mierda, zorra y, entre todos los apodos, "Cherry". Será por el color de pelo. - Acabé por murmurar, mordiéndome el labio inferior para reprimir una sonrisa de cazadora.
avatar
Angelina Snowfield

Mensajes : 23
Puntos : 31
Fecha de inscripción : 26/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: She just died in mine arms tonight { Priv Alma }

Mensaje por Alma el Lun Feb 01, 2016 5:57 pm

La Caída no había asimilado, era parte de cuando uno se topa con algo fuera de lo normal o una emergencia, el testigo se bloquea y no logra ver todo el panorama. Esas sensaciones la distrajeron de lo que era verdad, lo que realmente estaba podrido en esa noche . Es una reacción que a todo mundo le puede hacer y quizás si fue a ayuda de esa mujer fue por recordar a la madre de Alma y de alguna forma sentía que debía protegerle a toda costa sin importar el que. Esa especie de fuerza motivadora la había dominado , por tanto actuó estúpidamente para darse cuenta tarde.
Sorpresa, eso vino a su sentir cuando oyó las risas retorcidas que cambiaron de desesperación a burla y quizas maldad pura. Retrocedio por reflejo y apoyo su mano cerca del mango de su espada pero no desenfundo sino que miro la escena ya mejor. Ella despedía el olor de azufre, no era alguien que necesitaba ayuda: era alguien que tenia que ser detenida. No se tenia que ser genio para llegar a esa conclusion y claro muchas cosas sintio.


Pudo experimentar lo que era sentir el estomago siendo tragado como un agujero negro en el momento que le revelo aquel cuerpo. No solo Almaliel sentía coraje , su contenedor parecía tener cierto desprecio hacia los demonios de esa calaña. Así que estaba sincronizada. Impresionantemente su rostro estaba serio pero la mirada se torno bastante profunda y temible, un brillo incandescente lleno los ojos de la joven pies centelleaba un resplandor rojo que indicaba que no era una simple humana.


Quiso reirse pero no se sentia de muy buen humor es mas no expresaba nada mas que esa posicion estoica lista para atacar si era necesario. Sentia el viento azotar sus cuerpos pero tan firme como la montaña no se movia. Bajo su mirada al suelo mientras la oía , apreto mas y mas el mango de su arma, como controlándose pues pudo haberle dicho muchas cosas pero se aguanto. Tenia solo algo en la mente y ya estaba decidida.


El viento soplaba y ella siguió hablando y cuando esta termino , aquella pérfida criatura del abismo, Alma se espero como oyendo consejo del viento nocturno. Aquel mismo que fue testigo de aquella brutalidad. Si ella hubiera llegado antes, nada de esto hubiera pasado.

—Callate— espeto con frialdad inhumana mientras seguia viendo al suelo como conteniendose.—La verdad me importa muy poco tu nombre. Guardatelo, todo.. Absolutamente todo. — hizo una pausa de suspenso.—De todas formas un muerto como tu, ya no habla..— solto asesinamemte y le miro desafiante a los ojos mientras desenvainaba tu espada y en un abrir y cerrar de ojos la caida se arrojo contra aquella chica atacandola con un corte horizontal de su espada.
avatar
Alma

Mensajes : 11
Puntos : 17
Fecha de inscripción : 26/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: She just died in mine arms tonight { Priv Alma }

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.