welcome
Ha estallado la Segunda Gran Guerra del Cielo, los ángeles fieles a los ideales divinos y al Arcángel Michael han entablado una lucha abierta con los caídos, bajo el mando de un misterioso serafín que volvió de la muerte, con el poder de una legión en sus manos, quien promulga a favor del libre albedrío para tomar sus propias decisiones, tal y como lo hacen los humanos. Los demonios toman cartas en el asunto, cerrando tratos con el bando de rebeldes con el fin de eliminar la supremacía del Cielo, y tener derecho a caminar sobre la tierra. New York ha sido escogido como Armageddon, y las visperas de la batalla final se leen en escaramuzas y luchas menores.
Mientras tanto, en New Orleans, los vampiros han logrado un poderío sin igual sobre la ciudad. Los rumores de que el Regente del Infierno ha tenido algo que ver corren en el plano sobrenatural, mientras los Blazers, los Cazadores descendientes del Rey Arturo Pendragon buscan darle un freno a sus actividades.
Es una verdadera pena que los Templarios, la primera raza de Cazadores, jamás hayan llegado a un acuerdo con sus colegas. A pesar de que no ha habido declaración de guerra entre ellos, la aparición de una nueva reliquia divina, contenedora de poderes sin igual, tienta a ambos bandos. Sin embargo, los Templarios tienen las manos llenas tratando de domar a las implacables manadas de licantropos en San Francisco, cuyo nuevo líder parece ser un fanático de las batallas.
No hay tiempo ni recursos para vigilar a los ingeniosos brujos que aparecen de vez en cuando en los casinos de Las Vegas, haciendo uso de sus facultades para llevarse dinero fácil. Esto no es más que una fachada, por supuesto, ya que el Aquelarre de Lilith ha estado pactando con demonios mayores para invocar al Primer Demonio.
En el mundo de Wayward Son, los conflictos, batallas, traiciones y la guerra parecen haber inundado cada estado del país de las oportunidades. Los tiempos de paz han llegado a su fin, ¡elige tu bando sabiamente, y bañate de la gloria de la victoria, o perece en el olvido de la historia!
Foro de skin rpg temática ---
last topics
Últimos temas
» Divinity That Shapes Our Ends | Priv. Hope
Vie Dic 30, 2016 4:44 am por Hope Everdeen

» Crimson Chaos | Priv. Keira
Vie Dic 23, 2016 12:34 am por Jason "Ace" Herondale

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 6:45 pm por Invitado

» Afiliacion elite resistanceunison
Lun Abr 04, 2016 6:50 am por Invitado

» UnderWorldwar~[Afiliación Élite]
Lun Abr 04, 2016 1:58 am por Invitado

» AngieeRenders | Afiliación Élite
Sáb Abr 02, 2016 9:21 am por Invitado

» ● Bálderook University [Normal]
Jue Mar 31, 2016 11:52 am por Invitado

» Jodie Kendrik
Miér Mar 30, 2016 9:40 am por Jodie Kendrik

» -TRANSITUS EST OMNIS IMBER - [Seirian Yamamoto] (En Construcción)
Miér Mar 30, 2016 5:33 am por The Last Order

ALLIES

Élite 0/40
Monochrome School [RPG Yaoi]40 por 40Final Fantasy: La era de la Luz<Fairy Tail ChroniclesCrear foroCrear foroNoragami RolerFate/Corrupt Phantasm
Get Inspired!
THE TRINITY
Cameron Briel
MP
Hope Everdeen
MP
Chris O'Connor
MP
Wayward Son y su historia es una creación original del Staff, fuertemente influenciada por series y novelas de género sobrenatural, destacando la saga The Mortal Instruments de Cassandra Clare, y las series de televisión Supernatural de Erick Kripke, y The Vampire Diaries y The Originals de Julie Plec. Las imágenes utilizadas han sido tomadas de portales como Devianart, Zerochan, Pixiv y We❤It, y pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos a Rose de Glintz por el elegante trabajo de su skin y su asistencia, a Veeneli por sus códigos y tablillas tan atractivas, así como a Mizuki por su bello tablón de anuncios.
credits

Remember Everything {Elizabeth ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Remember Everything {Elizabeth ID}

Mensaje por Elizabeth A. Blackwell el Miér Ene 20, 2016 1:43 am

 Remember Everything




♪ Elizabeth Alexey Blackwell
♫ 19 años.
♪ Vampiros
♫ Femenino.
♪ Heteromente asexual.
♫ Inglesa.

DESCRIPCIÓN FÍSICA

Es una chica de cabellos negros, su flequillo es un poco irregular y llega más abajo de los ojos pero que se coloca de tal manera que estos no sean cubiertos. Su cabello le llega más abajo de la cadera, el cual suele llevar amarrado en dos trenzas bajas la lado de su rostro, aunque estas no llegan más allá de su rostro, dejando el resto simplemente amarrado al inicio pero suelto en lo demás. Posee una profunda mirada azulina, llegando al cian, los cuales suelen resaltar debido a su color de cabello.

En lo que a cuerpo se refiere Judith es de contextura delgada, tez clara y no muy proporcionada. Aunque no lo parezca ella es bastante fuerte ademas de poseer gran agilidad, resistencia y rapidez, aunque siendo la fuerza la más débil de estas, su estatura es de 160 cm y pesa lo justo para su tamaño. Su ropa generalmente es la casual, el cual consta en una chaqueta blanca con detalles negros y cianes. Sobre un vestido de color blanco que le llega más arriba de la rodilla, claro que cubre sus piernas con un media negras debajo de esta, agregandole extras un par de calzas para mayor comodidad, aparte que en su muslo derecho lleva amarrada una clase de cinta de color blanco. para los pies utiliza botas blancas con el mismo color de detalles que su chaqueta. Aunque tambien tiene otro tipo de vestimenta general que consta tambien de un vestido blanco pero con sectores de color negro y cian, agregandole aparte una capa de color blanco y botas negras largas. Pero siempre se mantienen sus indispensables guantes, los cuales rara vez se saca, por no decir nunca, audífonos y agregándole un par de dagas que oculta entre sus cosas ademas de sus pistolas.


PERSONALIDAD

Elizabeth es el clásico caso de una chica que se a esforzado para tener todo lo que tiene, porque a diferencia de sus hermanos ella siempre tuvo que hacer mucho más de que el resto para poder llegar a las expectativas de sus familias. Ya que siendo parte de los Blackwell debe llegar a ciertos estándares. Por lo mismo llega a ser muy auto exigente consigo misma, si no hace las cosas bien puede llegar a repetirlas mil veces hasta que así sea. Aunque curiosamente no es exigente con el resto pues sabe lo que se siente que algo no salga bien, claro que si alguien dice algo similar como "no puedo" o "es imposible" es capaz de sacar la fiera que lleva dentro de ella. Siendo que practico demasiado para llegar a donde esta el que digan que es inverosímil simplemente le molesta de sobremanera, ella es el tipo de persona que cree fielmente que todo es posible en este mundo es posible.

Por lo mismo es extremadamente terca y orgullosa a tal punto que puede llegar a parecer infantil. Jamás será capaz pedir ayuda en algo que no es buena o admitiendo lo mismo, a menos que la situación sea critica, pero por lo demás simplemente lo niega rotundamente. Una cosa que tampoco jamás será capaz de admitir es la envidia que siente por sus hermanos, sobre todo Henry. Pues siendo ella una chica de esfuerzo el ser superada por un talento innato... Simplemente llega a frustrarla, más aún tomando en cuenta que el hasta el día de hoy aun la supera. Por lo mismo en lo general con el contrario suele tener un trato bastante... Conflictivo de cierta maner, más aún por culpa de lo sobreprotector que es este con ella, llega a sentir que aun no es capaz de aceptarla como una buena cazadora y capaz de lograr muchas cosas como tal aunque no deja de ser de cierta forma cariñosa pues en el fondo adora a su hermano mayor. Muy distinto es el trato con Matt, al que de cierta forma esta muy apegada pues él era el único con su madre que era capaz de notar cuanto se esforzaba la chica para llegar donde esta y que la apoyaba. Pero a pesar de eso es bastante celosa con ambos, si bien con Henry puede tener sus discusiones ella era la única que podía meterse con él a nivel de discusión. Aunque sin duda son los únicos de los Blackwell que ella seria capaz de soportar en su vida, pues el resto, incluyendo a su padre, no eran mas que gente interesada que no dudarían en dejarla de lado en cuanto dejase de ser útil.

Su trato con personas anexas a los cazadores es muy amable y agradable, rara vez reacciona mal, de hecho a cualquiera que se lo preguntaran la chica era un verdadero amor con ellos y más de uno diría que la quisiera como sobrina o hija. Todo lo contrario que es con aquellos de su misma línea. Con quienes conoce puede llegar a ser peor que cualquier demonio cuando se enojaba, siendo capaz de insultarlos como si nada, olvidando por completo si es un rango superior o algo similar. Pero con las personas que consiguen su respeto -difícil de hacerlo pero no imposible- puede llegar a ser realmente amable y "obediente" en cierto punto. Claro que no importa cuanto respeto tenga hacia alguien si llega a hacer algo que para ella es directamente en contra de lo que cree no tardara en hacerle frente. Pues se trata de alguien que pelea con su vida para defender sus creencias, haciendo que en ocasiones sea demasiado impulsiva para su propio bien.  

Si bien es una excelente sniper ella prefiere las batallas cuerpo a cuerpo, aun cuando no suele tenerlas muy seguidos por cosas como el orgullo familiar o el suyo propio. A pesar de ello es bastante rápida y ágil, superando fácilmente a cualquier persona dentro o fuera de los templar. Claro que también posee una excelente vista y puntería, esta última fue bastante difícil de lograr pero logró ser capaz de ser reconocida por ello.

A pesar de todo estos aspectos la chica presenta varios gustos como cualquier persona normal, entre ellos tales como viajar, escuchar música, nadar, cantar, comer, mimar a su mascota, tener una cacería exitosa, molestar a su hermano mayor, observar el cielo, forjar armas entre muchas otras cosas. Pero hay muchas mas que le disgustan como  las personas que se dan por vencidas demasiado rápido, los cazadores egocéntricos, que le digan que es buena solo por su apellido, el alcohol, el olor a cigarro, la gente vaga, entre millones más.

Claro que no importa nada de lo dicho cuando se trata de un momento critico, pues como ya se dijo ella es demasiado impulsiva en ocasiones y dejara todo de lado si la situación así lo a merita. Por lo mismo es bastante confiable como amiga y como aliada. Jamás dejara a alguien atrás aunque aquello pueda costarle la vida, muchos cazadores no lo hacen pues como Templar se supone que el tratar en solitario es lo más fácil, uno mismo es el centro de todo y solo se debe preocupar de ello, pero quizás ese es el único punto en que Elizabeth no puede estar de acuerdo. Ella lo daría todo para proteger a quienes amaba.


HISTORIA

Elizabeth nació en una familia que quizás cualquier cazador externo envidiaría, pero que cualquier humano normal quizás sentiría algo de lastima. Después de todo poseer el apellido Blackwell era realmente un peso, porque tenia estándares y expectativas que cumplir y ella siendo parte de la parte principal de la familia debía ser sin duda aun más relevante que el resto, Pues se suponía que era la segunda posibilidad de ser la heredera de todo eso, tenia que sin duda resaltar aun más que los otros miembros de la familia, pero para desgracia de ella misma había un pequeño problema con ello, y eso era porque los Blackwell eran Sniper profesionales, pero ella… No tenia aquel talento natural.

Desde temprana edad pudo notarse que la única hija del matrimonio no tenia aquella habilidad innata con las armas a distancia a diferencia de su hermano mayor o el propio menor. Ella podía considerarse con una puntería común como cualquiera humano y aquello no hacia más que de cierta forma molestar al padre y que la menor de paso se llevase una gran regañada que siempre iba dirigida hacia lo mismo, “No te estas esforzando lo suficiente”, “Seguro lo haces apropósito para que te preste atención”, “Deberías aprender de tus hermanos” y ese estilo. Claro que la chica poseyendo menos de siete años solo podía bajar el rostro y asentir despacio ante cada palabra diciendo solamente “Si, padre” mientras se aferraba a su ropa intentando retener las lagrimas ¿Es que acaso no podía ver que aquello no era lo suyo? No todos podían poseer aquel talento como tenían sus hermanos, aunque si bien lo de su padre era malo, lo que decía el resto de la familia era aun peor. Pues no hacia falta el que dudara que realmente la sangre Blackwell corría por sus venas, en más de una ocasión había escuchado decir que lo más probable es que ella hubiese nacido de una noche de locura de su madre, a tal punto que la misma menor le había preguntado una vez a su progenitora si aquello era verdad o si había sido adoptada. A lo que esta frunció levemente el ceño antes de jalarle despacio su mejilla soltando un “No digas tonterías, Elizabeth, tu eres una Blackwell de la cabeza a los pies”. Aquello si le alegro no le tranquilizo, pues no entendía como de ser aquello cierto no fuese capaz de ser tan buena como sus hermanos ¿Quizás había algo mal en ella?.

Con aquello en la cabeza comenzó a esforzarse el doble que el resto. Si bien su hermano era un rebelde que no creía en las normas de la familia ella era completamente lo contrario. Entreno hasta que ya no pudiese más, claro que no lo hacia en terrenos familiares, quizás porque la privaban de muchas cosas, quizás porque no deseaba escuchar comentarios del resto de las personas. Un bosque cercano fue el lugar de su entrenamiento. Lianas hechas a mano o cosas que saco a escondidas del campo de entrenamiento eran lo único que necesitaba para lograr su cometido. Mejorar para poder ser reconocida como una Blackwell sin duda alguna.

Claro que había algo en que la chica si era buena. Pues si bien a la lejanía era bastante común en las batallas cuerpo a cuerpo era una historia completamente distinta. Ágil como un gato y bastante rápida, era capaz de solo por ello derrotar a varios de la misma familia, un talento natural con el que había nacido como sus hermanos eran para el sniper. Por lo mismo un día le pregunto a su padre porque no dejaba aquello y simplemente se concentraba en los enfrentamientos cara a cara, para ella era un caso perdido seguir con lo otro. Pues realmente si bien había mejorado por su practica personal no llegaba a ser capaz de estar a la altura del resto. Aunque las palabras del mayor realmente no fueron algo que se esperase la chica.

“-Puede que seas bueno en eso, Elizabeth. Pero en fuerza jamás lograras vencer a un hombre en fuerza y eso es fundamental para la batalla cuerpo a cuerpo. Por eso entrena tu disciplina pues sino como cazadora realmente puedes llegar a ser un estorbo. Ni hablar de la deshonra que serias para mi siendo que eres hija de la rama principal de la familia”


Después de aquellas palabras la chica nuevamente tuvo que retener las lagrimas. Asintiendo despacio para luego retirarse de allí corriendo, llegando a los brazos de su progenitora para finalmente desahogarse. La mujer era la única que notaba junto con su hermano menor de cuanto se esforzaba la muchacha para llegar a las expectativas de la familia. Porque a diferencia de Henry ella si lo veía como un honor y como un deber que debía realizar, lastima que no había nacido con aquella habilidad innata de sus hermanos. Eso fue lo que posiblemente gatillo a pensamientos como “¿Por qué el puede hacerlo sin esforzarse y yo debo sacrificarme el triple para ni siquiera así superarlos?”, “¿Realmente soy una Blackwell?”, “¿No seria mejor si simplemente no existiese?”.  Lo sorprendente es que a pesar de que en muchas ocasiones su voluntad flaqueaba decidía seguir adelante. Quería demostrarles que ella podía. Que su madre pudiese estar orgullosa de ella y poder decir “Miren me. Soy tan buena como mis hermanos”. Claro que todos llegamos a un punto de saturación en que ya no podemos dar más y el de Elizabeth llego a unos pocos días antes de su cumpleaños numero trece.

Al final de un entrenamiento su padre había comenzado a regañarle fuertemente por lo que, según él, inútil que terminaba siendo ella y bueno, siendo que la chica se había esforzado bastante en llegar hasta donde estaba finalmente se había dignado a responderle, entrando en una acalorada discusión en la que su progenitora había tenido que interceder para calmarlos. Pero que a pesar de todo había terminado con Lizzy llorando frustrada diciendo que ya no daba más, ella jamás podría ser una sniper aunque le vendiese su alma a cualquier demonio. Por su puesto su madre la regaño por aquello luego de golpearle la mejilla por hablar estupideces y bueno, aquella discusión no finalizo mejor que la primera. Pues la menor termino huyendo a al bosque donde solía entrenar para quedarse allí gran parte del día y solo volver bien entrada la noche y ni siquiera por la puerta sino que por una ventana. Unicamente para tirarse a su cama para dormir. Lastima que solo pudo hacerlo un par de horas. Ya que aun más tarde fue cuando comenzó a sentir como alguien la  removía despacio mientras susurraba su nombre. Abrió los ojos con algo de pesadez solo para ser capaz de ver a su hermano menor despierto y por lo mismo parpadeo algo confundida antes de incorporarse. ¿Había sido una pesadilla que lo había despertado?. Antes de que pudiese preguntar algo el chico volvió a hablar. Unas palabras que jamás olvidaría pues fueron las ultimas que presencio antes de ver lo verdaderamente cruel que era la situación que tendría que vivir por el reto de su vida.

“Liz, sonidos raros provienen del cuarto de mamá”

Solo eso basto para que la chica dejase de tallarse el ojo para verlo con clara sorpresa. Hasta donde ella tenia entendido su padre no se encontraba en casa hasta nuevo aviso pues había ido a tratar asuntos de la familia. Quizás eso fue lo que motivo a la de cabellos oscuros a ir hasta donde se encontraba aquel cuarto. Siendo capaz a cada paso de escuchar aquello que su hermano menor se refería ¿Qué rayos estaba ocurriendo allí?. Fue su instinto que hizo que no abriese la puerta de golpe sino que se asomase despacio por un pequeño espacio que quedaba entre la puerta y el marco de esta. Claro que aquella escena fue una que jamás hubiese esperado en su vida. Su madre estaba allí dentro siendo fuertemente violada por quienes aparentemente eran demonios. Estuvo apunto de soltar un grito pero alcanzo a poner sus manos. Para su suerte nadie en aquel cuarto fue capaz de notar su presencia. Nadie a excepción de la mayor, la cual en cuanto lo hizo le dio una mirada aterrada a la muchacha. Su mensaje fue más que claro y por lo mismo no tardo en tomar a Matt de la mano para llevarlo lejos de allí antes de que fuese capaz de ver algo. Encerrándose en el baño para cerrarla con pestillo y sentarse contra la puerta mientras tapaba los oídos del menor que solo le cuestionaba lo que ocurría, mas ella no dijo nada, solo mantenía los ojos cerrados mientras comenzaba a llorar sin dejar de escuchar los quejidos de su madre.

“Huye de aquí y llevate a tu hermano”

Lo había entendido perfectamente. Ese había sido el mensaje de su madre con solo una mirada, pero… ¿Qué debía hacer? ¿Huir? ¿Llamar a alguien? No lo sabia. Estaba demasiado impotente y aterrada ¿Estaba Henry en casa o había salido con alguien? Ni siquiera lo sabia por culpa de estar fuera todo el día. Tenia tanto miedo que lo único que podía hacer era intentar proteger a su hermano menos de aquella situación. Pero un ruido en especial hizo que la chica elevase el rostro. Algo estaba ocurriendo, similar a una batalla. Por un momento pensó que se trataba de su padre y por ello siguió manteniéndose oculta con Matt, no quería que ser un estorbo. Claro que aquel grito gutural que escucho luego que el silencio reinace le indicaron tres cosas. Primero, todo había acabado. Segundo, no había su padre quien había llegado al cuarto. Y tercero…

Su madre estaba muerta.

Luego de aquel episodio los Blackwell no volvieron a ser los mismo. Al menos la mayoría de ellos. Su padre se había mantenido claramente más sereno que el resto por orgullo quizás. Henry había sido capaz de tomar del cáliz después del suceso y ahora era claramente el siguiente a la cabeza de la familia, sin olvidar que toda duda o rebeldía que algún día presento ya no existía. Matt se había visto un poco más afectado que el resto pues apenas tenia once años. Y Elizabeth… Bueno, ella intentaba mantenerse fuerte pero no era fácil. Su ultimo recuerdo con su progenitora era la discusión que habían tenido ¿Cómo había terminado así? Realmente ni siquiera tenia idea de ello. Guardo sus lagrimas cuanto pudo. Solo una había sido capaz de escapar mientras era incinerada. Era un entierro típico de cazador. Aunque en cuanto estas fueron enterradas y el resto de la gente se fue la chica se dirigió al bosque para echarse a llorar. Fue al rededor de una hora que sus lagrimas no cesaron mientras pedía disculpas por sus acciones. Pero eso ya de nada servia, la mujer ya estaba muerta, eso era un hecho y para su desgracia era mucho más fácil decirlo que asumirlo.  Aunque fue en aquella ocasión cuando lo que pensó que era una gran loba se le acerco, lamiendo su mejilla con delicadeza mientras ella lloraba ¿El instinto maternal por encontrarse a una niña pequeña en los bosque? Quizás, pero fue algo que la cazadora agradecería desde allí hasta el resto de su vida.

Fue difícil pero logro superar aquella situación gracias a todo lo que le habían enseñado y bueno, a la silenciosa compañía de su nueva compañera a quien apodo como “Heart” y curiosamente el animal responda a aquel nombre. No estaba segura realmente del porque lo hacia pero de cierta forma estaba feliz con ello. La hacia olvidar el dolor que sentía y de alguna manera era quien le daba una fuerza extra para seguir hacia delante además de sus hermanos. Practico el triple de lo que ya lo hacia, a tal punto que en sus manos se formaban ampollas y estas se reventaban. Fue ese mismo hecho que hizo que se acostumbrara a usar guantes, para protegerse y de paso ocultar sus heridas. Pero fue gracias a todo eso que teniendo los dieciséis años cumplidos finalmente logro ser reconocida por su padre y familia. Elizabeth Alexey Blackwell a pesar de no poseer aquello definido como “talento innato” había logrado estar a la altura de sus hermanos y a las expectativas de todos. No llegando a la altura de Henry pero si estando bastante cerca de ella, tal y como lo hubiese deseado su madre.

Grande fue la sorpresa de muchos cuando la chica decidió especializarse en asesinar vampiros. Cualquiera pensaría que la decisión más lógica luego de aquel episodio en su vida fuesen los demonios, pero no, para ella realmente no tenia sentido intentar eliminar a aquellos seres si tarde o temprano volverían a la tierra. Un año más tarde fue cuando creyeron que estaba lista para beber del cáliz. Todos parecían verdaderamente contentos con ello pero para la de cabellos oscuros no era más que algo vació, muchos de los que antes le habían dado la espalda ahora sonreían felices por su aparente ascenso como cazadora. Mas ella no duro mucho en la misma celebración, prefirió ir a visitar al bosque a su compañera de los últimos cuatro años de su vida. Triste fue ver como ya no se encontraba en este mundo, había muerto en labor de parto, pero la escena en si era desesperanzadora, pues ninguno de los cachorros se encontraba con vida. Se sintió culpable por lo mismo  ¿Por qué nunca era capaz de salvar lo que amaba? ¿Por qué no pudo estar ahí para Heart cuando la necesitaba? La loba de blanco pelaje siempre estaba para ella y ni siquiera pudo devolverle la mano. O eso pensó hasta que vio como uno de los pequeños se removió entre los demás, llamando la atención de la menor. A diferencia de su madre este era completamente negro, pero estaba vivo y eso bastó para que la chica se sacase su chaqueta y lo cubriese con ella para llevarlo a casa. Aquel pequeño animal que nombro como "Soul" seria su compañero desde aquel día en adelante.

Curiosamente fue luego de dos años que volvió a ocurrir algo relevante en su vida. Por una casualidad de la vida se vio involucrada en la cacería de un brujo infernal, siendo conocida del otro cazador acepto ayudarlo un poco pues el ser mitad demonio se estaba volviendo un verdadero problema para él. No fue una pelea que Elizabeth fuese capaz de denominar como complicada, de hecho en menos de una hora este ya se encontraba agotado. Un amateurs que había caído en la tentación en cosa de minutos y por ello era infernal. Solo era matarlo y el problema estaría solucionado, pero fuera de todo pronóstico el sujeto se tiro sobre la de cabellos oscuros con un cuchillo en mano, claro que gracias a los buenos reflejos de la chica utilizando una de sus dagas había logrado evitar que la lastimase, pero aún así había conseguido tumbarla y quedar sobre ella.

"-¿Realmente crees que estas actuado bien? ¿Que haciendo esto ya no habrá problemas? ¿Crees que todo acabo aquí? Pobre ilusa cazadora, no sabes lo que te espera.... Todo será peor. Siento lastima por ti, porque serás tu quien tendrá que pasar por ello, pude verlo.... Tu sabes que los brujos están teniendo visiones.... La muerte se acercara y nadie estará libre de el. Todo lo que amas terminará por desaparecer porque va mas allá de algo entre razas... Llegaran al punto que los mismos humanos se maten entre ustedes. La guerra se acerca, y espero que estés lista para ello, niña."

Aquellas palabras de cierta forma lograron helarle la sangre pero usando toda su fuerza logro apartarlo un poco cosa que Soul no dudo en aprovechar pues se lanzó sobre el brujo gruñéndola con fuerza debido a que había osado a tocar a su maestra, aunque fue una bala en la cabeza lo que le dio muerte, siendo la chica quien lo ejecutase mientras jadeaba despacio. Para cuando el otro cazador había llegado noto la escena y no dudo en cuestionarle a la chica que había ocurrido. Ella jamás había fallado en una cacería desde que había iniciado y tampoco la había visto de cierta manera tan afectada, mas la chica solo negó despacio argumentando que solo había intentado luchar por su vida pero nada de que preocuparse, pues ni siquiera había ido capaz de hacerle daño. El chico solo asintió despacio, pero ella no podía sacar de su cabeza las palabras de quien ahora estaba muerto. Revolvió su cabello antes de acariciar la cabeza de su compañero con delicadeza. Solo había hecho eso para hacerla dudar en matarlo. Solo eso.

Lastima que esa misma noche tuvo una pesadilla que la dejo con la sangre helada otra vez. Era un escenario muy similar al que había descrito el brujo hacia unas horas. Todos se encontraban muertos a sus pies, cada persona con la que había hablado se encontraba en el piso. Sin duda una imagen horrible que cualquier hubiese preferido olvidar pero que había quedado grabada en la mente y lo peor de todo es que esa simple imagen más las palabras del brujo habían logrado algo que jamás pensó que le ocurrirá a ella siendo que era tan fiel a las creencias familiares y la de los cazadores.

Esa noche la duda nació en la única hija de los Blackwell.

¿Estaban haciendo lo correcto?

EXTRAS

♪ Sabe tocar el piano
♫ Tiene un hibrido de perro y lobo  que lleva el nombre de Soul
♪ Suele escuchar musica cuando se encuentra en una cacería
♫ Tiene un gran desagrado por los demonios debido a lo que ocurrió con su madre
♪ Sabe cocinar bastante bien
♫ Es una amante de las cosas dulces
♪ Envidia sanamente a sus hermanos por ser buenos en el sniper, por lo mismo suele molestar demasiado al mayor de estos.
♫ Si le haces algo a su mascota puedes darte por muerto
♪ Odia el olor a cigarro a tal punto que es capaz de apagarle este a quien este frente a ella
♫  Tiene un pequeño grado de nictofobia pero esta solo se presenta cuando esta sola.

IMAGEN


Imagen 1 || Imagen 2


PROVENIENCIA

Xia Yu Yao, UTAU.


do not understimate the allure of darkness
even the purest hearts are drawn to it.
avatar
Elizabeth A. Blackwell

Mensajes : 5
Puntos : 7
Fecha de inscripción : 16/01/2016
Localización : Quien sabe~

Volver arriba Ir abajo

Re: Remember Everything {Elizabeth ID}

Mensaje por Porodios el Miér Ene 20, 2016 2:41 am

Expediente aceptado
¡Lindo personaje!
Ya lo sabes, el que perservera, gana ♥
¡Disfruta del foro!
avatar
Porodios
Admin

Mensajes : 138
Puntos : 235
Fecha de inscripción : 02/03/2015

http://wayward-son.invision-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.