welcome
Ha estallado la Segunda Gran Guerra del Cielo, los ángeles fieles a los ideales divinos y al Arcángel Michael han entablado una lucha abierta con los caídos, bajo el mando de un misterioso serafín que volvió de la muerte, con el poder de una legión en sus manos, quien promulga a favor del libre albedrío para tomar sus propias decisiones, tal y como lo hacen los humanos. Los demonios toman cartas en el asunto, cerrando tratos con el bando de rebeldes con el fin de eliminar la supremacía del Cielo, y tener derecho a caminar sobre la tierra. New York ha sido escogido como Armageddon, y las visperas de la batalla final se leen en escaramuzas y luchas menores.
Mientras tanto, en New Orleans, los vampiros han logrado un poderío sin igual sobre la ciudad. Los rumores de que el Regente del Infierno ha tenido algo que ver corren en el plano sobrenatural, mientras los Blazers, los Cazadores descendientes del Rey Arturo Pendragon buscan darle un freno a sus actividades.
Es una verdadera pena que los Templarios, la primera raza de Cazadores, jamás hayan llegado a un acuerdo con sus colegas. A pesar de que no ha habido declaración de guerra entre ellos, la aparición de una nueva reliquia divina, contenedora de poderes sin igual, tienta a ambos bandos. Sin embargo, los Templarios tienen las manos llenas tratando de domar a las implacables manadas de licantropos en San Francisco, cuyo nuevo líder parece ser un fanático de las batallas.
No hay tiempo ni recursos para vigilar a los ingeniosos brujos que aparecen de vez en cuando en los casinos de Las Vegas, haciendo uso de sus facultades para llevarse dinero fácil. Esto no es más que una fachada, por supuesto, ya que el Aquelarre de Lilith ha estado pactando con demonios mayores para invocar al Primer Demonio.
En el mundo de Wayward Son, los conflictos, batallas, traiciones y la guerra parecen haber inundado cada estado del país de las oportunidades. Los tiempos de paz han llegado a su fin, ¡elige tu bando sabiamente, y bañate de la gloria de la victoria, o perece en el olvido de la historia!
Foro de skin rpg temática ---
last topics
Últimos temas
» Divinity That Shapes Our Ends | Priv. Hope
Vie Dic 30, 2016 4:44 am por Hope Everdeen

» Crimson Chaos | Priv. Keira
Vie Dic 23, 2016 12:34 am por Jason "Ace" Herondale

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 6:45 pm por Invitado

» Afiliacion elite resistanceunison
Lun Abr 04, 2016 6:50 am por Invitado

» UnderWorldwar~[Afiliación Élite]
Lun Abr 04, 2016 1:58 am por Invitado

» AngieeRenders | Afiliación Élite
Sáb Abr 02, 2016 9:21 am por Invitado

» ● Bálderook University [Normal]
Jue Mar 31, 2016 11:52 am por Invitado

» Jodie Kendrik
Miér Mar 30, 2016 9:40 am por Jodie Kendrik

» -TRANSITUS EST OMNIS IMBER - [Seirian Yamamoto] (En Construcción)
Miér Mar 30, 2016 5:33 am por The Last Order

ALLIES

Élite 0/40
Monochrome School [RPG Yaoi]40 por 40Final Fantasy: La era de la Luz<Fairy Tail ChroniclesCrear foroCrear foroNoragami RolerFate/Corrupt Phantasm
Get Inspired!
THE TRINITY
Cameron Briel
MP
Hope Everdeen
MP
Chris O'Connor
MP
Wayward Son y su historia es una creación original del Staff, fuertemente influenciada por series y novelas de género sobrenatural, destacando la saga The Mortal Instruments de Cassandra Clare, y las series de televisión Supernatural de Erick Kripke, y The Vampire Diaries y The Originals de Julie Plec. Las imágenes utilizadas han sido tomadas de portales como Devianart, Zerochan, Pixiv y We❤It, y pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos a Rose de Glintz por el elegante trabajo de su skin y su asistencia, a Veeneli por sus códigos y tablillas tan atractivas, así como a Mizuki por su bello tablón de anuncios.
credits

Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Sáb Ene 16, 2016 3:59 pm

Era una hermosa noche para dar un paseo, una pequeña vuelta por aquella ciudad que ella había elegido como destino. Aunque la noche fuera un poco cálida, aun así corría de vez en cuando leves brizas que se podían casi equiparar con el clima gélido de su Francia natal.

Suspirando, elevo la cabeza al cielo para ver de vez en cuando la luna asomarse por entre las nubes que en esos momentos hacían acto de presencia. Su largo cabello ondulado, que generalmente caí largo y en un montón de risos por todas partes, estaba recogido en esos momentos por un hermoso listón negro, unos centímetros más abajo del punto más alto de su coronilla.

-Y ahora que, vas a ponerte a llorar como una nenita otra vez, tienes que ser fuerte.-

Murmuro para sí misma mientras se secaba unas lagrimillas inexistentes en el borde de sus ojos. Aunque bueno, no tan inexistentes, ellas estaban allí, negándose a salir en bandada como un chorro de agua sale de un grifo.

-No seas idiota, aun no entiendo cómo puedes sentir esto y tú lo sabes, estar sola y aunque tu familia…-

Gesticulo con sus manos repitiendo frases inconexas que no tendrían sentido si se lo dijera a alguien más, pero para ella tenían mucho sentido aunque no las sacara a relucir todas por su boca. Sus manos que había alzado casi a un lado de sus mejillas quedaron estáticas en ese lugar mientras mordía un costado de su labio inferior, gracias a que con las últimas palabras de su apasionado discurso, llego un entendimiento que ilumino sus ojos otra vez mientras su cara se contraía en un gesto.

-Es difícil estar sola, en una ciudad como esta.-

Paso saliva por entre su garganta, con su cabeza ahora gacha preguntándose si siempre sentiría lo mismo en noches como esa y si después de todo había estado bien fugarse así como lo hizo además de que si la estarían buscando o simplemente fue casi una bendición no tener que lidiar con una como ella y si… Sus pensamientos comenzaron a vagar sin rumbo con un montón de preguntas que la estaban volviendo loca, simplemente desearía ser una persona normal, no psicótica, o como sea que el termino médico le indicara.

El sonido de una bocina que la hizo saltar y poner su corazón a mil por horas, la hizo reaccionar para que se diera cuenta del mundo que la rodeaba. El auto siguió con su velocidad constante por una de las calle mientras ella lo miraba pasmada sin atinar a moverse de su sitio.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Dom Ene 17, 2016 6:52 pm

Era de noche ya y me encontraba un tanto en lo mío, como siempre cantaba en el café de siempre para darle atmósfera. Ya saben, esos tipicos cafes donde la gente o artistas no valorados van a exponer sus piezas y la gente les escucha porque comparten el mismo sentir. Yo ya soy frecuente y me pagan por estar allí así que mientras mas cante mejor para mi. La verdad la luz densa del lugar hace que se sienta un poco de relajación en el publico porque yo tengo otro tipos de luces pero no me afectan ya tanto como la primera vez que cante. En un principio me asustaban porque en el sanatorio me exponían a esas luces y nada bueno venia de eso . Eso era diferente aquí, en este lugar me sentía en mi hábitat, libre y donde podía transmitir mis sentimientos. Ademas, adoraba ver al publico mientras cantaba porque podía imaginarme muchas cosas: historias de amor o venganza, los amantes trágicos, etcétera. Fantasear aquí no era prohibido....


La noche en ese lugar termino para mi, me despedí amando a mi publico y realizada,salí del escenario para irme a la sección trasera donde los empleados nos juntábamos. Mis compañeros de trabajo me invitaron a tomar con ellos pero me negué pues aun no tenia 21 y por tanto no era legal para tomar cualquier cosa alcohólica. Me negué educadamente y me fui tranquila rumbo a mi apartamento, después de todo tenia que leer un capitulo para mi clase y eran bastantes paginas.


Camine por la calle cargando mi bolso  y cuidando mi bebida que era un late de té verde (matcha) me encantaba y aunque sabia muy verde me relajaba de cierta forma me hacia la cosa mas feliz del universo. Estaba pensando que por la hora estaría bien tomar un taxi , seguir caminando también seria una opción pero luego pensé en el subterráneo y me pareció una magnifica idea. Me encantaba ver a la gente que se subía pues podía analizar los diferentes matices que me mostraban; ya fuera con sus ropas, acciones , lo que decían y etcétera . Me inspiraba para varias canciones o historias. También me servia para mi investigación especial y secreta contra mis pequeños amigos


¿A que me refería? Simple esas cosas que mis padres y mis doctores decían que había inventado para llamar la atención. En el fondo quería encontrarlos, no por demostrarles a ellos que estaban mal sino para demostrarme a mi misma que era verdad porque lo juro, lo que vi no hay manera que lo haya inventado.


Seguí caminando rumbo al subterraneo y cuando me disponía a cruzar la calle vi una chica distraída y cuando vi que estaba mas que distraída grite para avisarle. —¡CUIDADO!—Quise aventarme para detenerle pero no hubiera alcanzado a saltar, tire mi latte y corrí hacia ella para checarla porque aquel auto se fue pero afortunadamente no la golpeo. La saque de la vía y llegamos a la banqueta donde le tomo de los hombros y le observo el rostro. La chica pasaría por mi hermana y eso me desconcertó un poco pero luego sacudi mi cabeza y me dedique a observarle mas atentamente.— ¿Estas bien?— pregunte y trataba de verle a los ojos.— ¿Estas perdida? ... ¿Necesitas ayuda?... Si quieres, puedo hablarle a tu familia o algo...— queria ubicarla porque me dio mala espina ver una chica que casi la atropellan andando asi por la noche. No porque desconfiara de ella sino al contrario, me preocupaba.
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Lun Ene 18, 2016 10:34 pm

Menos mal que no estaba tan lejos de la vereda, ese lugar seguro para los peatones y menos mal también que había reaccionado a tiempo, corriéndose los milímetros tan fundamentales para salvar su vida. Con un quejido volvió la cabeza de un lado para el otro observando a las personas cuyas reacciones eran variadas.

-¿Estoy… bien?-

Aquel murmullo salió de sus labios temblorosos, dándose cuenta de que un murmullo no se haría escuchar y no dejaría satisfecho a nadie, pero después de todo a quien le importaba lo que le pasaba a ella. Ante eso, gano más confianza y lo que era antes un pollito asustadizo, se convirtió en la misma chica la cual tuvo el valor de abandonar todo lo que conocía en harás de su preciada libertad.

El murmullo y la conmoción que antes se había causado ya desaparecía a su entorno y lo único que quedaba como testigo de aquel casi accidente fue la mujer de pelo rosa de la que no se había dado cuenta hasta ese momento en que la tomo y la saco de la vía que fue otro de los detalle de los que no se había percatado.

-Sí, estoy bien, solo fue que ese auto casi me atropella.-

Y eso había sido un gesto poco delicado, el no detenerse mientras ella andaba distraída por la vida pensando en cientos de cosas que no tenían sentido. Con las palabras que le había dedicado a su casi salvadora, su mano se movió y su dedo le señalo con un gesto hacia la vía donde en ese mismo momento la gente comenzaba a pasar gracias al semáforo que ya estaba en verde haciendo que hiciera un resoplido de enfado.

-Disculpa.-

No fue una pregunta por no haberle entendido de lo que hablaba, sino más bien fue una petición cortés por hacer que se preocupara por ella y luego sonrió como si nada hubiera pasado observando aquel cabello tan parecido al de ella. Que coincidencia había sido esa, una coincidencia que le resulto agradable. Podría ser una prima lejana hija del conde amigo de su madre de la que no recordaba exactamente como se llamaba porque se la habían presentado de pasada mientras subía a la habitación de la mansión terriblemente enojada con sus hermanos, pero que recordaba que empezaba con la letra “C” pero no podía ser para nada. Movió la cabeza de un lado a otro con movimientos suaves.

-Descuida, no tienes de que preocuparte. Estoy perfectamente bien aunque en realidad me asuste muchísimo, pero eso ya no importa para nada.-

Volvió a reiterar esta vez con un discurso más elaborado para que ella pudiera estar tranquila, porque realmente la veía preocupada y eso es lo que no quería.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Vie Ene 22, 2016 5:11 pm

Era evidente que me sintiera abrumada por su comentario puesto que me dio a entender que no se daba cuenta que estaba pasando a su alrededor pues para mi punto de vista ella camino sin precaución pero bueno de todas formas se lo haría saber a cualquier costo.— Si, te iba a atropellar porque te le cruzaste— hice hincapié en  buen sentido decla palabra pues en ningun momento queria incomodarla, al contrario lo que mas deseaba era poderle ayudar.
Llámenme loca, de todas formas eso ya me lo han dicho 173737474747 veces en el sanatorio asi que daba igual a este punto. De todas formas, loca o no me daba la percepción que esta ocultaba algo. Eso me pasaba mas que nada por oír tantas historias de terror. Ya mi mente andaba maquinando una posible historia con estereotipos y eso, basando todo mi conocimiento en videos de la internet y otros documentos encontrados por alli.

— Huh?— parpadee un par de veces antes de pensar con mas detenimiento sus palabras pues se disculpaba conmigo.  —No, no. A mi no me debes tus disculpas. Solo ten mas cuidado otros podrían aprovecharse de ti — comente y tras eso la invite a una de esas tienditas del tipo 7/11 que estaban abiertas hasta noche. Insistí un poco mas pero trate de no sonar como una acosadora o parecer sospechosa.


No nos tomaria mas de 15 minutos llegar a dicho lugar. Normalmente tenían su sección de mesitas donde uno se podía sentar y comer lo que se compraba. Trate de ser amigable y otra vez de no asustarle.
— ¿tienes hambre? O ¿preferías algo de tomar?— pregunte mientras me ponia de pie para irle a traer algo.- Por cierto , me llamo Mizel... — me presente tranquilamente y luego me estire.
— ¿Quieres ver que hay?... Ten confianza , cuando era mas chica era muy despistada asi que te entiendo...—
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Mar Ene 26, 2016 9:46 pm

Frunció el ceño ante la peli rosada que en esos momentos le remarcaba las cosas como si fuera una niña pequeña, su contestación hubiese sido de todo menos agradable, claro si es que le hubiese contestado algo, pero no fue así, más bien se quedó un tanto enfurruñada y mientras tanto pensaba que esa era la chica que la estaba ayudando y que estaba dejando todo para saber si estaba bien porque otra en su lugar hubiese seguido su camino. Con esto su ánimo mejoro y volvió a mirarla con buenos ojos.

-No, no, no creo que nadie quiera aprovecharse de mi por ningún motivo.- Negó con la cabeza en una serie de movimientos enérgicos tratando a la vez de convencerse a sí misma. Después de todo ese había sido un pequeño altercado, por lo general era más vivaz que una de esas tontas que andan por el mundo.

Asintió con la cabeza por lo de la invitación que le estaba haciendo, solo esperaba que hubieran cosas ricas y de su gusto para poder comer y beber, pues se estaba dando cuenta de que tenía sed aunque no mucha hambre.

-Eres un poco extraña.- Y no se lo parecía, a juzgar por sus actos. A ella le parecía una persona sumamente extraña en todos los sentidos, pues invitar a una persona a comer y sobre todo una persona que acabas de conocer y casi rescatar de ser atropellada pensando que es una idiota…

-¿No serás tú la que se intenta aprovechar de mí?- Pregunto de forma risueña sentándose en uno de los bancos desocupados de aquel local, observando que si habían unas cuantas personas a pesar de la hora. Miro hacia el exterior para comprobar exactamente en qué etapa se encontraban.  

-Bien, pues creo que preferiría algo de tomar, estoy más sedienta que hambrienta. Soy de estómago pequeño.- Y comer mucho le daba dolor de estómago y arcadas. Otra vez esa chica le pareció algo extraña o solo muy confiada de si misma, pero aun así y aunque se viera como un tipo de acosadora sospechosa, la hacía sentir bien.

-Yo me llamo Isabella.-No dijo su apellido porque obviamente no importaba para nada, solo con su nombre bastaba.

Un pequeño sonido salió de su garganta, más bien como un gruñido cuando ella la llamo despistada, si supiera, bueno, unos minutos antes había estado extremadamente despistada por culpa de la noche y los recuerdos que la acosaban rara vez sobre su familia.

-No, en estos momentos no quiero ver lo que hay. Pediré lo que tú vayas a a tomar tu. No tengo mucho problema con eso.-Aunque habría que ver que la chica no fuera de gustos extraños asquerosos y espeluznantes.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Vie Ene 29, 2016 3:15 pm

Parpadee un par de veces ante su comentario pues eso es lo que clásicamente los depredadores quieren ver en sus víctimas. Mire profunda e intensamente a la chica al punto que cualquiera sentiría que la la estaba scanneando como una especie de rayos X humanos al punto que uno me detendria y me diria que necesito darle espacio a la gente.— Con esa mentalidad la gente mala te agarrara de blanco ... No toda la gente es mala, pero no puedes andar caminando pensando que la gente reaccionara como tu reaccionarias. Oh no, la gente te encerrara y te doblegara ... Andaras como zombie y sin sentido de ser — me abrace porque me recorrio un escalofrio al recordar todas las veces que me forzaban a tomar medicamentos al punto que me mandaban a esas habitaciones que apenas y cabes . Me quedaba días y días tanto que olvidaba que era humana o que ya no sabia que era estar al lado de otro ser humano.

Salí de aquel trance y la observe un poco, divague tanto que se me olvido que íbamos a hacer. Por puro instinto me mordí el labio inferior y trate de sacarme todas esas ideas malas . —¿Huh?... Hmm, algo así. Estoy loca pero no por gusto propio. Solo quiero ayudarte para que no termines muerta o como yo... Hmmm creo que debería organizar mis prioridades. ¡En fin! Dejemos atras eso ... Sabes tengo mucha hambre ¿tu no? — espere su respuesta y luego no causándome gracia lo mucho que hablaba. Tanto así que me recordó como jodia a mis hermanos y papas con mi continuo hablar y hablar. —¿Que?.. No, no.. Solo que parece que no eres de aqui y no quiero que te pase nada. Es mi punzada de experiencias pasadas. — comente algo desanimada pues no quería sonar tan rara o perturbadora. Ademas dentro de todo aun era una adultecente , a lo mejor me vi reflejada en ella. Como cuando me sacaron por fin del psiquiátrico que te sientes aun desconocida ante todo y no hay mucha gente que te eche la mano.

—Hmm te escogeré algo de comer para las dos si quieres, comes pero no comprare algo y me lo comeré sola. No me gusta comer sin ofrecer— dije y luego le mire extrañada y sonreí bastante pues dijo que quería lo mismo que yo . Asentí y fui rápido a escoger de esos paquetes de emparedados y pedi uno de esos chocolates calientes pues aun quería una bebida caliente la cual tire por ahi.

No se cuanto me tomo pero en unos minutos mas llegue y me senté  frente a ella y le pase un emparedado y el chocolate, conservando el mío. —Dijiste que lo mismo que yo así que ahi tienes—destape el empaque y comencé a comer como si nunca hubiera comido pero no perdí mi compostura pero comía en silencio. Suspire y mire a la pelirosa entrando en la conversación que deje por ir a comprar cosas.—Isabella... Es un bonito nombre.— medite que mis padres estaban locos y como hicieron mi nombre basado en la palabra de "muérdago" pero les salió algo mas psicodélico. Pase con dificultad mi emparedado y luego di un sorbo a mi chocolate para luego presentarme.—Me llamo Mizell... dime Miz o Mizel, es mas fácil de recordar— sonrei a medias y seguí comiendo hasta acabar con la primera mitad de mi sandwich de jamón con queso. — ...Y .. ¿Que te trae por aqui en la gran manzana?—
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Vie Ene 29, 2016 6:45 pm

Entendió las primeras partes de lo que parecía ser su largo discurso, pero luego de unos momentos todo se volvió confuso. Muy confuso y aterrador, como sacado de una película de locos. Su boca se abrió ligeramente, su cara con un espasmo de sorpresa “aterradora”. Y pues bien, allí nada tenía sentido en absoluto. Si hubiese estado comiendo en esos momentos, tal vez un poco de la comida habría caído sobre la mesa.

-Bien, tu lógica es algo… Excéntrica.- Luego de sobarse un poco el brazo en un gesto de pesadez, se removió incomoda en la silla en la que se había sentado y muy casualmente miraba la puerta del local. Tal vez y tenía una leve oportunidad de escapar, o mejor dicho tenía todas las oportunidades para escapar. “No creo que salga corriendo de tras de mi con un machete. No se ve de ese tipo de locas” La observo de nueva cuenta examinándola también. “Esta está más loca que la misma Juana”

-¿Hablas con Dios también?-

Se atrevió a preguntar aunque tal vez la otra chica no supiera de que estaba hablando, aunque después de todo, la historia de Juana la loca era bien conocida por todo el mundo.

-Estás loca… umm, quien lo habría pensado.-

Tamborileo los dedos sobre la mesa de metal, ella no lo había pensado, tuvo unas cuantas pistas después de su lapsus mental de hace unos momentos y la confirmación que también le había soltado. “Eso sí que me pillo por sorpresa” A pesar que sus diálogos consigo misma y las palabras que le soltara muy de vez en cuando dentro de la misma confirmación, debían hacerla sentir muy exaltada al punto de un pánico con fundamentos, más sentía una gracia en el momento combinada con un poco de aburrimiento, aclarando que el aburrimiento no se trataba por el siempre echo de estar con la pelirosa, ni por su conversación que iba a la deriva cada vez que podía. El ¡En fin! Tan abrupto que indicaba el término de esa conversación, la hizo saltar en su lugar, abriendo y cerrando los ojos mientras examinaba el local como si no supiera donde estaba, pero cabeceo contestándole a su pregunta.

-¿Lo de lo loca, digamos, te viene de los genes?.-

Fue una pregunta formulada con un entusiasmo tal que parecía que le estuviesen explicando la teoría de los poderes y de donde proviene la magia además de como canalizarla y un montón de teoremas que en esos momentos no iban al caso. Eso fue más bien lo que le había dado a entender, cuando le conto que no estaba loca por voluntad propia, pues implicaba una serie de acontecimientos fisiológicos como lo de los genes de su padre o madre e incluso los de algún familiar cercano, debían estar vigentes en ella como cromosomas dominantes.

Quedo horrorizada observando el emparedado y el chocolate, absorta como si no los conociera o como si ambos tuvieran boca y le hubiesen hablado.

-¿Estas de broma? ¿Emparedado y chocolate? No creo que sea una buena idea comer, emparedado chocolate y sobretodo en la noche.-

Ni pensarlo, ella no probaría una embarrada tan grande como esa, arrastro el pan hacia más delante de donde lo tenía pero si acepto el chocolate dándole los primeros sorbos mientras le escuchaba.

-Estoy de viaje en uno de esos paseos de reconocimiento, simplemente quería conocer más partes de las que ya había conocido, es emocionante.- Dio un segundo sorbo de su chocolate.- ¿Qué es una gran manzana?-
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Sáb Ene 30, 2016 6:21 pm

Mire a la otra pelirosa muy confundida, no dejaría nada mas al respecto o mejor dicho, para no confundirlos, trataría de no irme tanto en la conversación pues veía que ella me estaba tomando como una completa demente, algo que sabia claramente que no era cierto.—Es excéntrica , pero lo digo por experiencia. Créeme , este mundo no es lo que parece— solté esas palabras como de esos indigentes que caminan y gritan que el fin del mundo se acerca, esos que te miran como si vieran al vacío. Tras esa acción carraspee un poco y decidí jugar a girar mi vaso de chocolate una y otra vez . Pase mi dedo indice en la tapita y forme circulos a su alrededor mientras la oia. —¿Hablar con Dios?— la mire confundida y luego desvíe mi vista hacia la ventana que daba a la calle, que convenientemente estaba donde nos sentábamos. Me quede viendo la calle donde a menudo veía autos ir o venir y luego le volví a hablar de forma tranquila aunque debía admitir que sentía que me estaba llamando idiota. —Puede ser que este loca pero no he hablado con Dios. Ya no se si creer en el siquiera. Pero algo si te diré: he visto cosas que nadie podría imaginar y que por cierto, yo no podría soñar o inventar— le mire seriamente y profundamente al punto que mis ojos parecían centellear de lo intensa que me ponía — Todos están ciegos  a la realidad . Si eso es estar cuerdo entonces llámame loca...— estaba irritada pero me controlaría. De inmediato bebí mi chocolate y cerré mis ojos tratando de calmarme. Sentí que me saltaba una vena cuando la contraria me dijo lo de los genes. Baje mi vaso y la mire otra vez seria pero calmada.—No tanto... Mi familia tiene un historial perfecto medico. A mi me internaron porque no querían lidiar conmigo...— comente en un tono casi amargo  pues les guardaba rencor a mi familia por lo que hicieron. Ahora parecía que en vez de darle terapia a la chica atolondrada, la usaba a ella de terapeuta.


Pase un mechón de mi cabello detrás de mi oreja y luego alce mi mentón como si fuera superior— Te lo vas a comer pues dijiste que te zamparias lo que yo comiera. Ahora come niña y no hagas berrinches que uno solo quiere ayudarte— dije indignada como si fuera una hermana mayor, cosa que me gusto pues yo era la pequeña de mi familia y me sentía con autoridad. Cambie al poco como si nada hubiese pasado y le escuche interesada aunque luego me rei por lo de la manzana. — Pues que bueno que saliste pues parece que estuviste todo este tiempo en una cueva. Vaya y yo me creía desactualizada por estar encerrada en un manicomio. — me recargue en el respaldo del sofá ese y sonreí.— Nueva York se conoce como la gran manzana del mundo.... Dime algo, ¿De donde eres?—
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Mar Feb 02, 2016 8:47 pm

La frase de “El mundo no es lo que parece” la dejo un poco pasmada, aún seguía tomando de su chocolate y sus ojos estaban puestos en el líquido marrón que se encontraba contenido en el vaso. Finalmente se dio cuenta de algo, lo que realmente implicaban todas las palabras que Mize le dijera hasta el momento.

Lentamente dejo el vaso sobre la mesa a medida que su cara se enderezaba para poder mirarle a los ojos y sonreír. Asintió con la cabeza porque si realmente el mundo estaba ciego, pero solo una pequeña porción, gente como la otra pelirosa que se sentaba frente a ella. Escuchándola atentamente apoyo el mentón en una mano incluso quedándose inmóvil una vez termino su plática.

-Todos están ciegos a la realidad.- Remedo como si estuviera aburrida de algo incluso sintiendo sus palabras como una burla, pero no podía hacer nada mas, ella la hacía reír con su ferviente creencia que no distaba de la realidad. -Entonces me estás diciendo que hay magia en el mundo y que crees que hay personas que no son lo que en realidad aparentan.-

Hizo una media o con la boca cuando comenzó a regañarla por no comerse su emparedado. Tenía razón al decir lo de que Isabella comería todo lo que la otra comiera, sin embargo, las reglas eran más que obvias en su mente y no comería nada que le produjeran arcadas y ganas terribles de correr al baño para expulsar las asquerosidades injeridas. Con un suspiro miro al pan de la discordia.

-Pero dije que no me lo comería.-Con la mano apoyada aun en su mentón, recito un simple Motu con un movimiento de labios casi imperceptible haciendo que el emparedado se moviera del lado de la mesa donde lo había dejado, aún más cerca de Mizelldrit.

-Mejor comételo tú, que parece que te gusta.- Continuo diciendo incorporándose en la mesa como si nada hubiese pasado. -¿Y por qué la llamarían la gran manzana?- Pregunto ella dejando a un lado todo lo demás.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Mar Feb 02, 2016 9:39 pm

Tenia miedo de decirle todo porque recordaba el encierro y el loco Tim que se creía la virgen Maria entre tantas cosas que si se me iba la lengua los volvería a ver y eso me estaba dando mas ganas de aprender a ser prudente. Pero lo juraba, ella me haba provocado al punto que necesitaba escupirle todo lo que sabia. Ahora entendía a esos religiosos que iban en puerta a puerta a quererte invitar a su culto. Lo mio era diferente pero ahora lo podía entender lo unico malo que a ellos no los encerraban y a mi si por confesar lo que quería. Aunque si era sincera, los que me encerraron fueron mis papas. De alguna forma en mi mente pensé que si la cosa se ponía fea la salida de la tienda estaba a unos pasos y así podía huir en caso que vinieran por mi. Honestamente con tres escapadas fallidas uno se vuelve muy paranoico y busca las formas de salirse de un supuesto embrollo.


Al escucharle asentí como si fuera una marioneta una y otra vez pues realmente creía eso.—No solo magia. Créeme he visto cosas que no son solo magia...es en serio, creo que estamos en una especie de conspiración gubernamental— solté en voz moderadamente baja casi como susurrándole para que la gente que pasaba a nuestro lado no nos oyera. —No me estas tirando de a loca del todo, verdad?— miro de un lado a otro.—O sea no hablamos de reptilianos ni de los iluminati sino de algo mas serio....—solté abriendo mis ojos como platos al punto que parecía búho. Clave mis uñas en la mesa y acerque un poco mi rostro a mitad de la mesa siguiendo con  la charla.


Como seguía necia yo le iba a insistir que comiera y no fuera melindrosa.Pero no pude  seguir pues vi como se movía el sandwich. Abrí la boca  tanto que creo que iba a romper mi mandibula.—V-viste...e..so?!!— solté tartamudeando estupefacta y señale el pedazo de comida . Mi dedo temblaba mientras lo apuntaba. —Lo......se..se movió...— mire hacia todos lados esperando ver al culpable y empece a entrar en una especie de shock , sudaba frío pues recordé cosas de mi infancia que me dijeron que no existía y este estúpido emparedado lo había desatado].—Es...es su plan...quieren que me quede encerrada...— solté al aire y me levante agarrándome la cabeza y corrí a la salida pensando que venían ya por mi al punto que se me olvide de la chica pues mis gritos mentales ahogaban cualquier uso de razón en mi persona.
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Miér Feb 03, 2016 1:06 pm

Que mal era que encerraran a una persona en el manicomio por pensar diferente al común. Después de todo, ¿Cómo sabían ellos que existía y que no? Pero bueno, la gente mediocre piensa de forma mediocre y lidiar con un tipo de caso de locura no era algo normal en una sociedad más que una molestia para los estilos y estándares de vida. Entendía perfectamente por lo que ella debió pasar.

Alzo una ceja ante lo de conspiración gubernamental, pues en ningún momento el gobierno creía que estuviera metido en eso y si lo estuviera más bien pensaba que los que deberían estar encerrados soportando la extinción serian por de alguna manera decirlo “los otros”. Y eso era un horror, sufriendo todo tipo de torturas y experimentos. Súper hombres y mujeres que le ayudaran a ganar sus guerras. El espanto la supero notándose aquello en su cara y en el gesto afligido de posar su mano en la garganta. De ningún modo eso podía ser algo beneficioso, entonces su madre tenía razón en el hecho de advertirle que tuviera cuidado.

-No, yo no creo que estés tan loca.-Susurro su negativa rotunda, luego soltando una risita ante eso de los Iluminatis y sabía que otras cosas más se inventara la gente para encubrir la realidad, aunque… Lo de los reptilianos, tal vez no fuera una idea toda descabellada. Soltando un suspiro se atrevió a alargar una de sus manos para darle unas cuantas palmaditas tranquilizadoras a la de ella, pues comenzaba sinceramente a entrar en pánico y le preocupara que entrara en una fase que fuera difícil de calmar.

El exquisito chocolate líquido espeso que había pasado de caliente a tibio ya se había acabado absolutamente y no sabía si debía tomarse uno más o dejarlo por esa noche. Tomando la última gotita que quedaba en su vaso de plástico antes de devolverlo a la mesa, por otra parte, Isabella había notado la completa agitación y el revuelo que había causado en la otra por su pequeño truco de “levitación” con el emparedado entrándole la gracia con unas ganas de reír tremendas pero se contuvo y luego se mordió el labio al ver que no había sido buena idea aquello. Siempre le causaban gracias estas cosas inesperadas, pero ahora mismo se reprendía completamente. Se paró de su silla inmediatamente  ante la locura desatada intentando alcanzarla cuando abandono el local. Isabella tan afligida como estaba miro a todas partes en el local viendo que el Show había causado que los curiosos se quedaran mirando. Eso era genial, ahora todo el mundo pensaría que estaba loca y no le venderían comida.

Decidida se acercó a comprar un agua por si lo necesitaba y de paso una bolsa de papel con las que salió corriendo en un intento de alcanzar a Mizelldrit sin importar a quien atropellaba viéndola unos pasos más adelante.

-Espera, Espera… Nadie viene por ti.-La llamo dando un traspié increíble que la desestabilizo haciendo que se odiara cada vez más, se estaba volviendo una torpe.

Alcanzando a la pelirosa, la cogió fuertemente del brazo no queriendo hacerle más daño de lo que ya le había hecho. En un impulso abrió la botellita de agua, tirando le una parte del contenido a la cara en un intento de calmarla.

-Lo siento, lo siento... No quise hacerte daño-
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Sáb Feb 06, 2016 4:22 pm

Corri como pude pues no es que se corra muy bien cuando uno se coge la cabeza e intenta no tropezar. Así que mas bien caminaba a paso rápido. No se que se activo cuando vi eso, pero no había tenido un ataque así desde hace mucho tiempo. Lo peor es que sentía que era real y a la vez, me parecía una locura. Otra vez lo del pasado me atormentaba, oía las voces de mis padres y doctores diciéndome que era verdad y que no. Algo que me atormentaba hasta niveles pesadilla y al parecer, no me dejaría vivir una vida normal .

No se cuanto camine , no recordaba ya nada que disparo el que quisiera correr tanto pero sin duda me estaba ganando, comenzaba a tomar control de mi ser una y otra como años atrás. Pero no eran los miedos del o que veía sino el miedo que me causaba la gente que no me creía. Si mis padres me hubieran hecho caso entonces si podría decir a ciencia cierta que me querían pero... ¿A quien engañaba? Sabia que se deshicieron de mi  porque les daba vergüenza y , aunque habláramos frecuentemente, lo hacían por compromiso para no sentirse tan cucarachas.
La única forma en la que me sentía libre, posiblemente ya lo habría mencionado era cantando. Mi mente estaba segura mientras nadie se metiera y también mientras pudiera seguir cantando creo que nada me importaba.

Alguien me cogio de la mano e instintivamente trate de zafarme. Me frustre porque no podía quitarme a quien fuera el responsable pero bueno, gire por instinto y me recibió una brisa helada que sentí que me ahogo pues se me metió por las fosas nasales. No tosí al principio me quede en shock mientras mi maquillaje se corría por mi cara tanto que parecía que había llorado por mi inexistente ex  tanto que me veía muy patética pero bueno. Fuera del ahogo , el shock y que sentí el agua como pequeño granizo golpeando mi cara. Mi vista estaba sumida en la chica . Me quede por un minuto quizás observándole hasta comencé a toser como posesa al punto que apoye mis manos sobre mis rodillas mientras me inclinaba a toser sintiendo como se me salía el agua de la nariz. Odiaba esa sensación, mas que nada esa sensación cuando se te mete agua de alberca a la nariz. —¿De... Q-que ha..blas?— dije entre toses poniéndome roja del frío y por la ahogada.
—Por el agua quizás pero... Gracias, ya ...ya me calme—
Dije mientras hiperventilaba una y otra vez y me recargue en una pared tratando de pensar mas claro.—Es tarde...¿quieres que te lleve a tu casa?—dije en tono amable mientras cogia un pañuelo de mi chaqueta y me limpiaba el maquillaje corrido.
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Jue Feb 11, 2016 2:06 pm

Después de una gran lucha entre la carrera y ella que parecía que no quería ser ayudada y era muy lógica toda la situación, finalmente pudo hacer que entrara un poco en razón. La chica pelirosa observo por un rato a la otra chica pelirosa a la espera de lo que pudiera pasar más adelante. ¿Se quedaría tranquila? ¿Intentaría ahorcarla por tirarle agua en la cara? Fue lo único que se le había ocurrido en aquellos momentos de pánico. Arrojarle agua fría a alguien histérico en la cara era algo de lo más efectivo y por lo visto también era algo que lograba controlarlo al instante. Abrió y cerró los ojos sistemáticamente en un afán secreto que se notaba a leguas las ganas que tenia de saber lo que ocurriría, porque tal vez le gritara que era una estúpida salvaje o algo así, en el mejor de los casos pues la gente tiene unas reacciones exageradas que son dignas de ver.

Le dio un par de golpecitos más en una forma de ayudar con su ahogamiento, al parecer se había pasado un poco tirándole el agua en la cara como para que eso ocurriera. Ahora estaba el hecho de que casi se convertía en una asesina a parte de haberla asustado allá atrás en el local de comida.

“Al parecer me estoy convirtiendo en su especie de verdugo oficial” Se mordió el labio con nerviosismo ”Y eso que llevamos como una hora de que nos conocimos”

-¿Qué de que hablo?-Frunció el ceño extrañada. –Te estoy pidiendo disculpas por haberte hecho daño.-Aquello había sido más un murmullo que otra cosa.

Continúo dándole golpecitos en la espalda aprovechando que ella estaba semi agachada, pero más que por una forma de ayudar a pasar aire a sus pulmones y sacarle el agua, ahora era una forma más de tranquilizarla que la otra pelirosa estaba logrando poco a poco. Asintió con la cabeza majestuosamente como si de una princesa se trataba al escuchar su auto repuesta a una pregunta que ella misma había hecho. Finalmente no era por la ahogada que le había pegado al lanzarle tan canibalmente el contenido de la botella plástica si no que por haberla puesto en aquella situación en primer lugar aunque dejo las cosas como estaban porque no quería poner en un predicamento a la pobre Mizel… Que ya había sufrido muchas cosas en su vida.

“Su nombre es complicado de pronunciar.”

Literalmente una de sus rosadas cejas se levantó al meditar al respecto y uno de sus dedos se posó en su labio inferior para dar más dramatismo al asunto, de ese modo, presto toda su atención a su interlocutora y sonrió. No sabía si era cosa de ella que, desde que la “rescatara” de su infortunio pareciera que quisiera mantenerla a salvo e incluso llevándola a comer algo como si de una mascota se tratara haciendo que se riera de sí misma ante aquellos pensamientos.

-Pienso que sería mejor que yo te acompañara a casa ¿No lo crees así?-Pregunto primero mirándola a ella luego de un lado a otro de la calle. -Esta oscuro no parece haber mucha gente y podría pasarte algo en el trayecto.-
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Jue Feb 11, 2016 7:35 pm


Estoy destabilizada y eso es mas que evidente, si llegara la policía ahorita, seguramente pensaría que estoy bajo la influencia de alcohol o drogas , no peor aun...que voy a matar alguien por la cara que me cargo. Cabe mencionar que lo que me dice la pelirosa (como yo) me deja tonta o estupefacta un momento. —¿Que cosa? , ¿te refieres al agua? — pregunto estúpidamente y casi tartamudeando pero parece que el que ella me este hablando me relaja un poco  de aquel ataque de pánico/histeria/trauma o lo que sea que me da pues entre en shock que estoy olvidando como comportarme como un ser humano  normal y funcional. La oí pese a que su comentario era mas como un murmuro podía oirlo pues estábamos cerca o a lo mejor ya estaba escuchando cosas...otra vez. Sin duda el que me diera golpecitos ayudaba a que me sintiera mejor pues yo no podía darme golpes a mi misma asi que la tos se fue  disipando con esa pequeña ayuda de la chica.

Apenas la conocía pero me caía bien de alguna forma, es como si tuviera a alguien para oírme lo cual era bastante estúpido pues la acababa de conocer. Quizás me recordaba a Mr. Cachetes rosados mi peluche favorito que le hablaba y le contaba mis infortunios y experiencias cuando mis papas me mandaban a mi cuarto a jugar cuando se cansaban de mi persona (como siempre). De hecho no recordaba tener una mejor amiga y si la tuve fue ojos locos   Marissa que termino saltando del tercer piso cuando tuvo la oportunidad. Demonios, el solo acordarme de esa pobre alma que tal vez estaba igual como yo , confinada a un asilo por una locura que era inexistente,  me causaba demasiado dolor asi que vi a la de ojos ambarinos con mucho interés.


Claro, cuando ella me dijo que ella me llevaría a la casa al principio me llene de orgullo pues ella estaba igual actuando de forma random al principio dejándose planchar casi por un auto. Alce mi ceja recuperando la cordura y me pare derecha y dominante ...no, mas bien autoritaria como quien es  alguien con poder o algo asi. Cosa que era totalmente innecesaria en la calle cerca de una tienda donde pasan incluso indigentes y que también hay taxistas locos que te dicen hasta de que te vas a morir porque te tardas en cruzar la calle dos o 4 segundos. —¿Disculpa?— solté incrédula a Isabella — A ti casi te matan y ¿me quieres cuidar? Ademas, tu estas tan flaca y no se...femenina que mas parecemos blanco a los locos que rondan... Espera, somos dos mujeres y yo tengo una pistola eléctrica y spray de pimienta.— busco en mi bolsa y mochila y saco solo el spray chasqueando la lengua porque perdí la otra cosa.— Bueeeno... te presto este. Segun yo recuerdo haber tomado clases de defensa personal...O creo que fue un tutorial de youtube.....—dude y ladee mi cabeza para luengo salir de ese trance que me hacia ver como una completa y reverenda chiflada.; miro a Isabella y le doy dos palmaditas en los hombros con ambas manos recordando que le di con el spray ( que es tamaño convencional como si fuera un desodorante pequeño pero era también muy , pero muy potente). Se lo entrego y me giro un par de veces y señalo una dirección.— Allá esta mi hogar...provisional ... es tarde asi que si quieres puedes quedarte no tengo problemas ayudando a otra gente. yo a veces he tenido que dormir en casas ajenas y aceptar caridad en mis viajes cuando el dinero me faltaba asi que es normal para mi.....— confesé sin pena pero igual me daba coraje porque mis padres tenían dinero y lo despilfarraban yo les pedia dinero para la Universidad y mis cosas que me ayudarían  hacer una vida y no hacian nada a menos que les diera remordimiento o después de pensárselo varias veces. Mis hermanos pedian una fiesta y a los 5 segundos ya tenían un cheque por una cantidad extremadamente exagerada.
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Jue Feb 11, 2016 9:39 pm

Boqueando varias veces como un pez fuera del agua, la pelirosa la miro con incredulidad. Ya estaba recuperada del todo, porque volvía a ser la misma medio loca que había conocido. Volvió a boquear e incluso se alejó unos pasos de la chica con la que se encontraba en la calle, con la intención de decir algo inteligente, sin embargo no le salía ninguna palabra de la boca, la estaba insultando con sus palabras, porque rotundamente la estaba insultando con sus palabras al intentar ser un alma caritativa que quería ayudarle a llegar a su hogar sana y salva. ¿Flaca? Frunciendo el Isabella llevo su mano desde su cintura a sus caderas como por acto reflejo de sus palabras y no entendió para nada las palabras ¿Qué rayos tenia de malo ser flaca? Ella no comía como porcina todo lo que se le presentaba ante la vista por lo que era la representación de la buena salud y ante lo de bella, no tenía nada que rebatir. Quiso decirle unas palabras que tenía pensadas y que le rondaban por la cabeza pero prefirió quedarse callada a la espera de escuchar que más le tenía que decir y después, su ceño se frunció de mala gana con las cosas que estaba sacando de ese bolso que llevaba con ella. Era increíble todo lo que estaba viviendo, todo lo que estaba viviendo en general con todo. Recibo el supuesto spray milagroso que todo lo puedo entre mis manos mirándolo como si fuera uno de esos bichos raros que nadie cree que existe en la faz de la tierra, girando mi vista hacia donde me indica que tenía su casita provisional.

-¿Pero tu estas estúpida o qué?- Un asomo de mal genio le chispeo en los ojos y en sus palabras atacando a la otra como si fuera su hermana menor, una hermana menor muy desobediente.-¿Tu crees que estas cosas te van a salvar de alguna forma?-Hizo un sonido con los labios todo lo poco femenino que podía llegar a demostrar y luego de observar el spray en su mano derecha, lo lanzo tras su espalda como si no valiera nada. El bufido de un gato que pasaba a esas horas por las calles hizo que perdiera el hilo de lo que estaba diciendo cuando se volvió a ver lo que estaba ocurriendo.

-No me subestimes con tus palabras y tampoco hace falta que me faltes el respeto de ese modo tan impertinente.- Llevando sus manos a sus caderas, comenzó a taconear con desesperación el pavimento a sus pies con el ceño fruncido pareciendo toda una “bruja” regañona.

Respiro profundo un par de veces sintiendo que se había descolocado un poco con ella, se había dejado llevar haciendo que su mal carácter saliera. Ahora mismo se sentía lo bastante insultada, se sentía como una jovencita de 18 años ante otra jovencita que la regañaba como si ella fuera la mayor y tuviera todos los derechos. Calmándose un poco más después de respirar las 10 veces que eran recomendadas para no sufrir una catarsis y declararse una completa demente también ella. Le dio la espalda en busca de su spry rociador para los malos y se lo devolvió meneando la cabeza.

-Esto es tuyo, te servirá más que a mí. También servirá como una buena arma arrojadiza hacia la cabeza de algún lunático.-Se refirió más que a un lunático normal entre los humanos a los Vampiros y hombres lobos.-Y… Podría darte algún momento de ventaja.-Que dudaba mucho que tuviera algún momento de ventaja siendo una débil humana.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Mizelldrit Van Albiona el Mar Feb 16, 2016 5:22 pm

Me confundía y a la vez me sorprendía una mujer como ella, mas que nada ante el hecho que la conocí siendo casi aplastada por por un coche y ahora me regañaba como si yo fuera la inesta...ble. De acuerdo, si lo era pero ella no cantaba tan mal las rancheras en ese sentido con sus acciones y luego me venia a decir cosas como si fuera mi madre. Aunque.. creo que si fuera mi madre seria mejor que la que tenia actualmente, pero bueno eso ya no importaba en estos momentos. tenia que arreglar o mas bien, ajustar cuentas con la pelirosada de ojos ambarinos. No quería terminar en pelea pero ella no me dejaba otra opción. Como era de esperarse de mi persona, me mantuve al principio callada cuando se soltó a hablar y literalmente hizo "burla" de mi spray de pimienta a lo cual le dirigí una mirada de reproche e incredulidad pues lo que decia para mi no tenia sentido hasta cierto punto.—Si sabes usar esto correctamente puedes inmovilizar a alguien. Incluso lo ahogas. Es pimienta por el amor de dios!— Le apunte con el dedo acusador que todo lo juzga  para luego seguir con el argumento , solo esperaba que no termináramos agarrándonos por las greñas o tendriamos serios problemas no solo entre nosotras, sino también con las autoridades.—Una vez una idiota en mi clase le disparo esto a un grillo y tuvimos que evacuar el salón puesto que no se podía ni respirar. Es en serio Isabella, esto que te doy es algo nocivo y letal si se sabe como usar. Por lo menos te da chance de correr.— dije muy segura aunque luego cuestione si mis pequeños "monstruos"  o lo exterior que nadie podía ver serian propensos a caer en estas cosas.

Gruñí un poco ante esa incógnita  para seguir luego  con la conversación que tenia con Isa pero el hecho que arrojara el spray me hizo  soltar un chillido como si hubieran rayado mi auto recién salido de la agencia y trate de irlo a perseguir pero la cosa es esa me la regreso la pelirosa lo cual logro que no entrara en modo ira , que de haberlo hecho como ya he dicho varias veces hubiera terminado la cosa mal. tengo que decir que sus comentarios me tenían bastante sensible y salían cosas que a veces no quería decir, pero la chica no parecía ser mas mala o hacer las cosas con malas intenciones asi que trate de no saltar a otras conclusiones y tomar sus consejos como eso, consejos. Solo esperaba que ella también tomara los míos de lo contrario,  me sentiría como un perro o algo así que no tiene voz ni voto. —Eso mismo dije...Pensamos igual o algo asi....pero...tu igual deberías usarlo. No soy la única que podría usarlo para su beneficio, ¿sabes?— cogí el objeto y me lo guarde en la mochila, si pasaba algo podía pegarle a cualquiera con esta sin problemas asi que no me preocupaba mucho al respecto.—Igual disculpa si fui un poco impertinente, creo que a veces no suelo controlarme. Te juro que no  es con el pretexto de molestar, simplemente quería ayudar— confesé y me quede callada un poco mientras miraba a la chica tratando de pasar aquel bochorno  hasta que salí de ese trance y le volví a hablar.  Suspire bastante avergonzada pero igual también hice aquel gesto para poder calmarme. Mire hacia el cielo y metí mis manos entre los bolsillos de mi abrigo, deje que mis ojos se llenaran con aquel panorama  mientras sugería algo a la chica.— Oye, Isa, sera mejor que nos vayamos de una vez, empieza a  enfriar mas de lo debido...—  me le acerque y le di un pequeño empujoncito sin caer en lo violenta, mas bien para que avanzáramos.
avatar
Mizelldrit Van Albiona

Mensajes : 16
Puntos : 26
Fecha de inscripción : 10/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Isabella DeMarco el Sáb Feb 20, 2016 10:30 pm

Ya era lo bastante tarde, ella creía algo por ahí como por media noche y al pasar las horas iba refrescando cada vez más. Ella metió las manos dentro de los pantalones que es día usaba y luego se encogió como si tuviera mucho frio, no le importaba que tuvieran esa conversación tan poco ortodoxa en medio de una calle cada vez más fría, en la cual no habían muchas almas deambulando para ese entonces, pero lo que le hubiese agradado aún más seria estar metida en una habitación como por ejemplo la cocina tomando una taza esas de chocolate para calentar el cuerpo y sentirse más vigorizada porque en esos momentos sentía que estaba perdiendo su toque a cada minuto, escuchando a la otra con su regaño del porque y como se deben usar las armas en contra de los malditos bastardos.

-Siento que tu… Arma no haya sido tomada con la consideración y el respeto que se merece.-La miro con una semi-sonrisa pegada en los labios. Un gemido de “ujum” salió de su garganta ante la explicación de su auto control, como si dijera un “no me digas”, pues en su memoria recordaba haber presenciado el poco autocontrol que tuvo en el momento de su pequeña bromita de mover el emparedado de un lado a otro, cosa que recordaría por el resto de su vida y sonreiría como una idiota cada vez que rememorara esos encantadores segundos, claro, refiriéndose a los encantadores segundos en que no paso temblando y con miedo de haberle jodido más aun la vida a la pobre incauta.

Con un asentimiento de cabeza, dio el visto bueno a eso de que tenían que irse de ese lugar, a pesar de todo, no le hacía mucha gracia quedarse como una tonta sin preocupaciones conversando en medio de una calle donde todo podía pasar con cosas que no auguraban nada bueno, así que dio unos leves pasitos cuando la otra la empujo haciendo que rodara los ojos.

“Aquello fue como si ya nos conociéramos de toda la vida”

-Fíjate que yo también pienso que deberíamos ponernos en marcha porque, no me agrada estar parada a la mitad de una calle haciendo vida social.-No le gustaba para nada, parecía algo muy corriente y a ella no le caía muy bien las cosas corrientes.-Entonces ¿Hacia donde debemos ir?-Pregunto mientras comenzaba a ponerse en marcha de forma automática.
avatar
Isabella DeMarco

Mensajes : 17
Puntos : 21
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Paseos contradictorios {Priv. Mizelldrit}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.