welcome
Ha estallado la Segunda Gran Guerra del Cielo, los ángeles fieles a los ideales divinos y al Arcángel Michael han entablado una lucha abierta con los caídos, bajo el mando de un misterioso serafín que volvió de la muerte, con el poder de una legión en sus manos, quien promulga a favor del libre albedrío para tomar sus propias decisiones, tal y como lo hacen los humanos. Los demonios toman cartas en el asunto, cerrando tratos con el bando de rebeldes con el fin de eliminar la supremacía del Cielo, y tener derecho a caminar sobre la tierra. New York ha sido escogido como Armageddon, y las visperas de la batalla final se leen en escaramuzas y luchas menores.
Mientras tanto, en New Orleans, los vampiros han logrado un poderío sin igual sobre la ciudad. Los rumores de que el Regente del Infierno ha tenido algo que ver corren en el plano sobrenatural, mientras los Blazers, los Cazadores descendientes del Rey Arturo Pendragon buscan darle un freno a sus actividades.
Es una verdadera pena que los Templarios, la primera raza de Cazadores, jamás hayan llegado a un acuerdo con sus colegas. A pesar de que no ha habido declaración de guerra entre ellos, la aparición de una nueva reliquia divina, contenedora de poderes sin igual, tienta a ambos bandos. Sin embargo, los Templarios tienen las manos llenas tratando de domar a las implacables manadas de licantropos en San Francisco, cuyo nuevo líder parece ser un fanático de las batallas.
No hay tiempo ni recursos para vigilar a los ingeniosos brujos que aparecen de vez en cuando en los casinos de Las Vegas, haciendo uso de sus facultades para llevarse dinero fácil. Esto no es más que una fachada, por supuesto, ya que el Aquelarre de Lilith ha estado pactando con demonios mayores para invocar al Primer Demonio.
En el mundo de Wayward Son, los conflictos, batallas, traiciones y la guerra parecen haber inundado cada estado del país de las oportunidades. Los tiempos de paz han llegado a su fin, ¡elige tu bando sabiamente, y bañate de la gloria de la victoria, o perece en el olvido de la historia!
Foro de skin rpg temática ---
last topics
Últimos temas
» Divinity That Shapes Our Ends | Priv. Hope
Vie Dic 30, 2016 4:44 am por Hope Everdeen

» Crimson Chaos | Priv. Keira
Vie Dic 23, 2016 12:34 am por Jason "Ace" Herondale

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 6:45 pm por Invitado

» Afiliacion elite resistanceunison
Lun Abr 04, 2016 6:50 am por Invitado

» UnderWorldwar~[Afiliación Élite]
Lun Abr 04, 2016 1:58 am por Invitado

» AngieeRenders | Afiliación Élite
Sáb Abr 02, 2016 9:21 am por Invitado

» ● Bálderook University [Normal]
Jue Mar 31, 2016 11:52 am por Invitado

» Jodie Kendrik
Miér Mar 30, 2016 9:40 am por Jodie Kendrik

» -TRANSITUS EST OMNIS IMBER - [Seirian Yamamoto] (En Construcción)
Miér Mar 30, 2016 5:33 am por The Last Order

ALLIES

Élite 0/40
Monochrome School [RPG Yaoi]40 por 40Final Fantasy: La era de la Luz<Fairy Tail ChroniclesCrear foroCrear foroNoragami RolerFate/Corrupt Phantasm
Get Inspired!
THE TRINITY
Cameron Briel
MP
Hope Everdeen
MP
Chris O'Connor
MP
Wayward Son y su historia es una creación original del Staff, fuertemente influenciada por series y novelas de género sobrenatural, destacando la saga The Mortal Instruments de Cassandra Clare, y las series de televisión Supernatural de Erick Kripke, y The Vampire Diaries y The Originals de Julie Plec. Las imágenes utilizadas han sido tomadas de portales como Devianart, Zerochan, Pixiv y We❤It, y pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos a Rose de Glintz por el elegante trabajo de su skin y su asistencia, a Veeneli por sus códigos y tablillas tan atractivas, así como a Mizuki por su bello tablón de anuncios.
credits

The wrong side of heaven {Jane Crawford ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The wrong side of heaven {Jane Crawford ID}

Mensaje por Jane Crawford el Vie Ene 15, 2016 6:08 pm


The wrong side of heaven
"There are no second chances in life, except to feel remorse."

Jane Crawford
Caida
20 años (Aparentes)
Femenino
Asexual de momento
Estadounidense

Personalidad
Jane es un ángel que se muestra  en un primera instancia como distante y reservada, comportándose de una forma serena y tranquila con aquel que intente acercarse a ella, ya sea  humano o ángel. "Precavida" es el término exacto que se utilizaría para describir su actitud en el momento en interactúa por primera vez con otra persona.
Es completamente inexperta en lo que refiere a sentimientos humanos, es por ello que cuando la emoción es muy “desbordante” suele paralizarse sin saber cómo reaccionar a ello, sensación que le desagrada en sobremanera. Para evitar esto, intenta esquivar aquellas situaciones que generen un riesgo para la estabilidad de su ánimo.
En relación a su postura frente a otras razas, esta es de completa desconfianza, considerándolas una amenaza inminente a no ser que le den motivos para cambiar de opinión. Y aunque esto pasase continuaría sospechando de aquellos seres, sobre todo si de demonios se trata.
 
Entre sus virtudes se encuentra que es un ser paciente, capaz de mantener la calma en momentos de urgencia. Logrando pensar racionalmente para conseguir la mejor solución que considere posible para salir del peligro o actuar con eficacia, decisión que podría llegar a significar su vida. También es una persona sumamente fiel y confiada cuando finalmente logra establecer una relación con alguien, es por esta misma razón que no traicionara ideales o pactos que ya haya aceptado. Por otro lado sus defectos corresponden al hecho de que pierde su prudencia pasando a ser un tanto impulsiva cuando algo que realmente  le importa está en peligro volviéndose un ser más frio y despiadado, le cuesta comprender los sentimientos y actuar de las personas.

Referente a sus habilidades, Jane es una experta en combate cuerpo a cuerpo, teniendo el conocimiento para defenderse en caso de emergencia haciendo uso de su fuerza, además de que destacan su agilidad y velocidad lo que le da un punto a favor, unido a su capacidad de racionalizar para crear estrategias de ataque y defensa.

Entre sus pasatiempos y gustos se encuentra  escuchar música y leer contenidos sobre o escritos por los humanos, acciones que realiza con frecuencia con el propósito de despejar su mente y desconectarse del caótico mundo en el que suele habitar. También ama a los animales, les parecen criaturas interesantes igual que los humanos. Le desagrada sentirse manipulada y oprimida, pero su mayor disgusto se concentra en los humanos y de su clase que utilizan a otros para cumplir sus propósitos sin importarles el daño provocado a esto.
A pesar de poseer un conocimiento extenso y milenario sobre el universo y la formación de este, es una chica bastante curiosa en cuanto a situaciones humanas se refiere. Le gusta experimentar vivencias de los seres terrenales además de conocer su mundo desde su nueva perspectiva mundana. Considera a los habitantes de la tierra como seres sumamente interesantes.  

Como otros datos cabe destacar que posee ciertas manías que suele repetir con frecuencia sin darse cuenta de que las está realizando. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, llevar una mano a su mentón cada vez que medita o está pensando en algo, jugar con su cabello cuando se encuentra aburrida, desviar la mirada ligeramente cada vez que miente, no está segura de la afirmación que está dando o se siente avergonzada.

Por otro lado, la personalidad de la humana se podía resumir en alegre y extrovertida. Solía ser amable con la mayoría de las personas que conocía y expresaba sus verdaderos sentimientos y deseos con bastante facilidad, siendo estas muestras más mostrada con actos que con palabras. Era tolerante y no solía enfadarse con facilidad además de ser sumamente fiel a lo que prometía y a las personas que se ganaban su cariño.

No le agradan las órdenes, es por esta misma razón que sus actos estaban guiados casi plenamente por lo que considera correcto sin tomar demasiado en serio lo que las demás personas opinasen a excepción de aquellas que aprecia. No dudaba en responder si la provocaban o si alguien cercano a ella se encontraba en problemas, lo consideraba necesario, llegando a ser un tanto impulsiva.

Amaba dibujar, actividad que realizaba con frecuencia para relajarse puesto que cuando estaba en ello se concentraba plenamente olvidándose del resto del mundo y sus preocupaciones, también entre sus aficiones se encontraban la música y la lectura.


Apariencia
En términos generales se puede ver a simple vista que se trata de una chica de una estatura media, pálida tez  y contextura delgada, de unos aparente 20 años de edad.

Su cabello de un color rubio ceniza con algunos tintes castaños y blancos a la luz, el que llega a la altura de su cintura. Suele llevarlo suelto, a los más y solo cuando la temperatura es muy alta o requiere moverse mucho, lo ata en una cola alta.  Sus ojos son de una forma ligeramente alargadas  y de un intenso y profundo color azul.

Su rostro suele estar sereno la mayor parte del tiempo, intentando mantener una imagen de tranquilidad y paz propia de su raza. No es muy expresiva, sus emociones suelen mantenerse ocultas la mayor parte del tiempo, principalmente por su falta de experiencia a ellas. Mas cuando logran romper su "equilibrio interno" Estos sentimientos se exponen muy claramente, ya que su contenedor, al contrario de ella, mostraba sus emociones con bastante facilidad.

Referente a su cuerpo, este se encuentra bien formado pero sin exagerar, siendo en cierta forma armónico, también se destaca por poseer una gran flexibilidad y agilidad, lo que le ayuda en cuando a enfrentamientos o peligros se trata. Sus alas son de un color negro que desprenden el característico olor a ceniza de su raza.   

¿Ropa?, Jane suele utilizar un conjunto conformado por una camisa de color blanca con algunos detalles en dorado más una corbata pequeña de un tono rojizo la que hace juego con su falda escocesa. También ocupa unas calcetas altas de color negros junto a unas botas del mismo color. Utiliza la mayor parte del tiempo un gorro o boina de color rojo.

Proveniencia

Alisa Ilinichina Amiella, God Eater.

Otros Datos
Gustos

✔La cosas dulces.
✔Recorrer el mundo humano.
✔Leer.
✔Los animales.
✔La lluvia, la nieve y los días nublados.
Disgustos

Las mentiras✘
Que la utilicen, engañen u subestimen✘
Deber favores✘
El daño innecesario a los humanos✘
Las emociones que no logra controlar✘
Las traiciones✘
Extras

✔Le tiene un respeto especial a el humano que utiliza como contenedor, llegando hasta simpatizar con ella y sintiéndose algo culpable por quitarle parte de su vida.
✔Le gustan las formas de vida terrestres, es por ello que suele protegerlas cuando tiene la oportunidad.
✔Tiene pensado en algún momento devolver el cuerpo si le es posible.
✔Es bastante lenta para captar indirectas y bromas.
✔Conserva el apellido de su recipiente como un recuerdo de ella.

Historia
Chapter One: The Soul

First song: War
Do you remember standing on a broken field
White crippled wings beating the sky
The harbingers of war with their nature revealed
And our chances flowing by

La sangre escurrió desde su mano hasta su brazo al incrustar con más fuerza su espada en el abdomen de su adversario —Lo siento— Susurró con cierto dolor para luego en un rápido movimiento extraer el arma al mismo tiempo en que el cuerpo del que una vez llamo hermano se desplomaba en el suelo. Alzó la vista para observar su entorno, mas solo pudo ver un enfrentamiento sin fin, el sonido de miles de espadas chocar invadía por completo todo el campo que alguna vez  representó el paraíso.

—“¿Por qué?” — Se lamentó el ángel un segundo antes de volver una vez más al campo de batalla con el objetivo de defender lo que ella consideraba correcto. Aunque esto significara ir contra su propia “familia” y faltara a uno de los principios fundamentales de su creación... Mantener la paz. ¿Incongruente, no? Aquellos seres creados para prevenir la lucha, enfrentándose unos contra otros para conseguir el poder de gobernar.

Aquel enfrentamiento se denominó como la primera gran guerra del cielo y finalizó  con la expulsión de su arcángel precursor, Lucifer, al igual que sus seguidores. Más esto quedo lejos de poder ser considerado una victoria, puesto que una vez la revolución culmino, se perdió todo rastro de su creador y líder, Dios. Posterior a este hecho,  el cielo por irónico que parezca cayó en caos y desorden, a lo que como una medida de contención se decidió que Miguel en su papel como primer Arcángel, tomara el mando del paraíso, resumiéndose en la vuelta a las funciones normales de él. A pesar de esto, las dudas de cómo debían proseguir y abordar su nueva “libertad” comenzaron a inundar el interior de aquellos seres celestiales, los que nunca se habían tenido que enfrentar a la opción de elegir y decidir por ellos mismo.  
 
—¿Qué planeas con esto, padre?¿Qué es lo que realmente quieres que hagamos?— Se cuestionó la herida ángel al enterarse de la nueva situación por la que pasaban. Perdida observó sus manos, las que recordó le habían arrebatado la vida y existencia de varios de sus antiguos compañeros a lo largo de la guerra. Guardando silencio esperó  escuchar la respuesta a sus plegarias y dudas, respuestas que finalmente nunca llegaron.

Second song: Far from home – Part one.

Another day in this carnival of souls
Another nights ends, end as quickly as it goes
The memories are shadows; ink on the page
And i can't seem to find my way home

Observar  a las personas  sin que se percataran de su presencia  se había convertido en una milenaria rutina que no le disgustaba, al contrario, los humanos a pesar del tiempo le seguían pareciendo tan interesantes como misteriosos al igual que la primera vez que los vio. El solo hecho de intentar descifrar cada una de sus expresiones además de encontrar las emociones ocultas detrás aquellos simples gestos que realizaban, le podían significar horas al ángel que cumplía la misión- como muchos otros de su raza- de vigilar una de las tantas ciudades donde los mortales habitaban.  ¿La razón? Una vez el “orden” volvió a  reinar en el cielo miles de ángeles fueron envidos a proteger y observar a los humanos, tanto de ellos mismos como de las otras razas.

El tiempo pasó y el ángel cumplió su encargo sin cuestionar nada, siguiendo con su misión como en la época en la que Dios aún era el líder. Volvió a afilar lazos e intentó creer en el modelo de gestión   propuesto por los Arcángeles. Mas en su interior comenzaba a aparecer, sin desearlo, la inquietud de la duda. Mientras más observaba a los mortales este sentimiento más aumentaba, fue  entonces que ocurrió el segundo gran quiebre en el equilibrio del cielo.

Un ángel se atrevió a cruzar la línea que separaba a los seres celestiales de los humanos, dando el primer pasó a lo que él consideraba la verdadera libertad. Pero como era de esperarse esta decisión no fue acogida por los altos mandos y Raphael al enterarse, ordenó casi de inmediato la ejecución del que él consideraba un traidor. Cuando se pensó que el asunto había finalizado el ángel volvió, pero esta vez bajo el nombre de Serafiel, “el Liberador”, ganando seguidores que tomaron su resurrección como una aprobación de Dios a sus ideales y encontraron razón en sus palabras, dando inicio así a la que sería la segunda gran guerra.

«“¿Por qué ellos obtienen libertad? ¿Es que los ángeles solo deben servir en silencio?¿Esto es realmente lo que Dios quiere?”»

Aquellas dudas que comenzaba a albergar es probable que, de no haber sido por aquel fatídico día en donde se vio traicionada por todo lo que creía y se encontró a si misma entre la espada y la pared, solo se habrían mantenido ocultas en lo más profundo de su ser. De no haber sido puesta a prueba se hubiera mantenido probablemente del lado del “ejército celestial”.


Third song: Mine

Everybody hurts
Everybody bleeds
Everybody bends to fill a need
Everybody's born with their own curse
And I'm not alone

La guerra había iniciado, y el campo de batalla seleccionado  fue la tierra, obligando a los ángeles a tomar cuerpos humanos como contenedores para poder hacer frente al conflicto. Pese a esto, el ángel que se veía sumergida en mar de dudas se negó a eliminar una esencia humana  solo para usar su cuerpo para una batalla de la cual no estaba completamente segura, aquello no era lo que deseaba proteger. Regresó al cielo con el propósito de aclarar sus pensamientos y escuchar las explicaciones directamente de Raphael, mas esto no fue posible, puesto que al intentarlo uno de sus guardias se presentó frente a ella interrumpiendo su paso.

—Bienvenida hermana, he escuchado que te has negado a participar en la guerra que el cielo ordena, sabes que eso se puede considerar como traición ¿Verdad?

—Sí, pese a eso quiero de momento mantener mi postura, me gustaría hablar con Raphael, abre paso.

—Lo lamento, él se encuentra ocupado en estos momentos como para atender a una aparente desertora, haz tu pregunta, quizás yo pueda dar la respuesta que necesitas para volver al camino correcto antes que sea demasiado tarde.

—¿Desertar?…—La chica soltó un pesado y cansado suspiro para luego pronunciar aquella pregunta que sabía probablemente no sería bien acogida— ¿Por qué hermano, por qué tomamos un camino tan radical blandiendo nuestra espada contra los de nuestra propia raza? ¿Esta es una trampa también, no?

—¿Qué clase de pregunta es esa? Está claro que porque la acción de aquel caído que se hace llamar “Serafiel” va contra todo el legado de nuestro padre… al igual que tu decisión actual.

—¿Lo hace? ¿Y matarnos uno con otros no? ¿Usar a los humanos como cuerpos tampoco? ¿Dejar de ser meros espectadores es tan malo?... No lo sé, y no es que este cometiendo traición solo que antes de alzar mi espada contra los que alguna vez fueron mi familia, me gustaría meditar un poco sobre todo este asun… —No alcanzó a terminar aquella frase cuando el guardia la interrumpió.

—¿Esta es una declaración de traición? Eres de una de los ángeles especializados en la batalla y combate para proteger el cielo ¿Y ahora dudas?, no me hagas reír —Dijo chasqueando los dedos, acción que trajo consigo la aparición de ocho ángeles más en la sala, además de uno que parecía ser un rehén. Este último se encontraba atado y sujeto por uno de los guerreros del cielo.

—¿Qué planeas ahora? deja todo este espectáculo— Declaró con cierto tono de enfado en la voz mientras se acercaba al amordazado, pero su paso fue detenido por los guardias.

—Este que tienes frente a ti es uno de esos traidores— Sonrió el ángel para luego volver a dirigirse a su hermana— Ya no es parte de nosotros, es un caído,  ¿Terminar con el espectáculo? Eso lo harás tú, cuando acabes con su existencia —Dijo mientras los otros obligaban al detenido a arrodillarse— Acaba con él o te declararé como una desertora.

La ángel frunció el ceño y observó al rehén reconociéndolo de inmediato. Juntos habían compartido más de una vez alguna misión, habían observado y vigilado a los mortales y en otra época, lucharon en el mismo bando para proteger el cielo de Lucifer… Él era uno de sus apreciados hermanos al igual que todos los presentes, pero a pesar de ello, ahora le exigían que terminara con su existen.

—¿De verdad esto es lo que quieres? —Preguntó el malherido traidor para sorpresa de todos, ganándose una mirada de curiosidad y asombro por parte ella—Deja una vez de reprimirte y seguir palabras en la cuales no crees y solo te ordenan ¿Quiénes son los que en verdad traicionan a Dios?... Eso es algo que debes que elegir por ti misma.

Y esa última frase fue lo que le dio la respuesta que tanto buscaba, se acercó al caído desfundando su daga y se arrodillo a su lado dejando su arma a pocos centímetros del cuello del contrario — Es el inicio —Susurró para luego en un rápido movimiento levantarse e incrustar el filo en el pecho del guardia que lo mantenía retenido. Sintió como la sangre volvió a escurrir por sus manos.

—Es como si nada hubiera cambiado —Sonrió con tristeza mientras retiraba su arma y el cuerpo caía al suelo mientras se grababa en el piso la silueta quemada de un par de alas.

— Felicitaciones ahora eres oficialmente una traidora… nuestro padre estaría decepcionado— Dijo el guardia de Raphael para luego desfundar su arma— Te sentencio a pagar tu culpa con la muerte, caída.  

—Ya lo veremos…De todos modos este fue tu plan desde el principio ¿No?, Nunca dejarías que saliera de aquí con vida, me viste desde el primer momento como una amenaza… y tenías razón, felicidades.

—Acabemos con esto.

Tras aquellas palabras el enfrentamiento comenzó, y la ángel una vez liberó al prisionero le ordenó que abandonara el lugar, haciéndole entender que en su condición actual sería solo un obstáculo en la lucha. A pesar de la negativa de este en un principio, terminó por acatar lo que ella le decía al encontrar razón en sus palabras por más que esto le molestara.

—Más te vale salgas de aquí con vida, nos reuniremos luego de que consigas un nuevo cuerpo, bienvenida—Dijo antes de retirarse muy a su pesar de desear ayudarle.

La batalla continúo y la nueva rebelde termino por acabar con cada uno de los guardias. Con agiles movimientos incrustó su daga en todo aquel que intentara acabar con su existencia. Del enfrentamiento no salió  del todo ilesa, había recibido un sin número de cortes y fracturas pero no lo suficientemente graves como para provocar que se detuviera. Eligio seguir su propio camino por lo que no se detendría ni dejaría que lo hicieran, no ahora… ya había cruzado el punto sin retorno. Los cuerpos de los nueve guardias se apilaron en el suelo hasta que finalmente  solo uno quedo en pie, la ángel se acercó a él con dificultad.

—No por nada ganaste el título de una elite en la guerra… Eres tan o más despiadada que esos  humanos, sucia caída… siempre lo supe—El guardia escupió aquellas palabras con desdén antes de recibir una última estocada en abdomen ahogando un grito.

—Puede que sea verdad… de todos modos ya no hay vueltas atrás… Si se dedican a traicionarse y probar su lealtad negándose a la evolución, solo provocaran la destrucción del cielo… ahora lo entiendo, necesitamos un nuevo orden, no moriré por un bando que no fue capaz de creer.— Dijo la ángel para luego retirarse del lugar, si la encontraban en aquellos momentos seria su fin, por lo que sin nada más que hacer se propuso bajar a la tierra, para encontrar un cuerpo y unirse a la revolución.

—Solo es el inicio— Susurró nuevamente aquellas palabras para luego caer al mundo mortal mientras sentía sus alas arder.


Chapter two: The Body

First song: Snuff

Bury all your secrets in my skin
Come away with innocence, and leave me with my sins
The air around me still feels like a cage
And love is just a camouflage for what resembles rage again...

Una pequeña niña de no más de ocho años se acurruco en el suelo tapando sus oídos y escondiendo su rostro entre sus piernas intentando impedir el paso de los gritos que se arremolinaban en el espacio. Oculta dentro de un pequeño armario esperaba, esta vez, no ser atrapada por el arranque de furia del que se hacía llamar su padre. Pero cuando las  pisadas se oyeron más cerca y las palabras más fuerte, supo que nuevamente no había tenido suerte. Cerró los ojos con fuerza y espero resignada a que la puerta se abriera. Los gritos de la madre para que se detuviera no se hicieron esperar, al igual que las palabras del hombre que ordenaban que se callara. Todo se volvía a repetir como una cruel rutina a la que la niña ya está acostumbrada.  

« “Aquí vamos otra vez…”» Pensó la infante antes de sentir el primer golpe y que todo se volviera negro.

La niña volvió a abrir los ojos con pesadez al escuchar los sollozos que probablemente pertenecían a su madre, al parecer ya había acabado. Elevo uno de sus brazos y acaricio la mejilla de la mujer dibujando una pequeña sonrisa en sus labios para demostrarle que no debía preocuparse, pero este pequeño acto solo produjo que los lamentos de la adulta aumentaran y abrazara con tristeza y desesperación a la pequeña.

—"Está bien esta será la última vez... Mami lo promete”— Dijo entre llantos y lamentos, pero la niña sabia era una mentira… nunca había una  última vez, pero prefirió guardar silencio.

La niña que se encontraba siendo abrazada respondía al nombre de Jane, había nacido en una pequeña ciudad de estados unidos a pesar de que sus padres provenían de Rusia.  Sus primeros años de vida fueron normales, quería mucho a sus padres, amaba a su familia, pero cuando cumplió 5 años su padre cambio. ¿La razón?  La desconoce y ahora poco y nada importa. Supuso fue por alguna discusión con su madre o porque se había molestado con ella por alguna de sus travesuras, e ilusamente al inicio pensó que cuando sus padres se reconciliaran o si ella se disculpaba todo volvería a ser como antes… pero nada cambio y todo se volvió peor.

Mientras más gritos la niña realizara más duro era el castigo, por lo que con el paso tiempo aprendió a realizar el menor ruido posible cuando era “castigada”, mientras su padre repetía continuamente palabras como “todo es tu culpa” “Eres igual a él” “Yo realmente amaba” “Al final solo era una puta” y Su madre como siempre solo se dedicaba a llorar.  

Second song: Battle born

Once upon a time I swore I had a heart
Long before the world I know tore it all apart,
Once upon a time there was a part of me I shared
Years before they took away the part of me that cared

Al pasar los años las cosas cambiaron un poco, su padre se comenzó a controlar en cierta forma para no dejar marcas visibles en su cuerpo que el instituto y sus compañeros pudieran notar. Por otro lago Jane, en forma de alejarse de aquello, comenzó a trabajar de medio tiempo como excusa para pasar el tiempo que más pudiera fuera de casa pero resguardando la seguridad también de su madre. La que la chica seguía sin entender porque no se aleja de aquel hombre que le hacía tanto daño.

Llego un momento, cuando la chica tenía a tenia 20 años de edad que pensó que las cosas podían mejorar, su padre ya no sufría tantos arrebatos de ira y parecía respetar y llevarse mejor con su madre como cuando era niña… pero lo que está roto nunca vuelve a ser la pieza completa por más que se intentan juntar las partes y falsa calma solo fue un ejemplo.

Una tarde cuando la chica regresaba del trabajo encontró la escena que deseaba día a día no volviera, su madre tirada en el piso recibiendo una que otra patada de su esposo. Sin detenerse a meditar la situación, Jane cubrió el cuerpo de su madre con el suyo con el objetivo de protegerla, recibiendo de esta forma los golpes que él propiciaba. La mujer al ver la llegada de su hija solo pudo gritar e intentar apartarla, en una acción irracional guiado por la cólera, el hombre tomo un cuchillo y se dispuso a acabar con la vida de la que una vez declaro haber sido la mujer de su vida, mas el filo de la hoja se encontró primero con la espalda de la chica.
Jane soltó un grito ahogado, para luego sentir el líquido caliente correr por su espalda, busco con la mirada la ayuda de uno de los dos adultos, pero solo encontró en ellos confusión y miedo.

Su madre solo se levantó y alejó del lugar corriendo, mientras que el hombre sin saber que hacer arrastró el cuerpo de la joven moribunda y lo encerró en uno de los armarios. La chica observó con la vista nublada el rostro del hombre, el que para su sorpresa tenía dibujada una sonrisa.

—“Debí haber hecho esto hace años…”

Jane intentó abrir la puerta y escapar de aquella pesadilla, pero sus intentos fueron en vano, termino recostada sintiendo como la vida se le escapaba, derramando en el proceso unas últimas silenciosas lágrimas…

« “Este es el fin” “Todo terminó” “Espero Mamá sea libre” “Ojala me encuentren y papá se pudra en la cárcel” “Deberían poner mi historia en las 100 maneras de morir más tontas” “¡Aun tenia tantas cosas que quería hacer!” “Me pregunto si alguien llorará…” “Rayos, nunca le devolví el libro a la biblioteca…” “No quiero acabar mi vida así” “A decir verdad… no quiero morir” »
“¿Por qué nací ?”

Luego todo se volvió oscuro…

Chapter three: Coalescence

First song: Wrong side of heaven

Arms wide open, I stand alone.
I'm no hero, and I'm not made of stone.
Right or wrong, I can hardly tell.
I'm on the wrong side of heaven, and the righteous side of hell.
I'm on the wrong side of heaven, and the righteous side, righteous side of hell.

—“Los humanos son tan lamentables y crueles…Pero a la vez sumamente interesantes”

Lo que sucedió después fue confuso, la chica solo recuerda haber sido envuelta en una cálida luz. Cuando volvió a abrir los ojos se encontraba en una de las transcurridas calles de una gran ciudad. Recordaba con cierta dificultad lo ocurrido, por lo que intentó hablar con alguien pero todas las personas pasaba a su lado como si no la viesen.

« “perfecto…ahora soy un fantasma… creo que me dedicaré a asustar personas en los cementerios o cambiar canales y apagar luces… quizás deba conseguirme una manta o cubrirme el rostro con el cabello…¡siempre quise vivir en hospitales u orfanatos abandonados!...”»

Intentó bromear consigo misma para animarse, mas sus pensamientos fueron interrumpidos por una voz que apareció a su espalda, se giró con rapidez para encontrar al dueño.

—“No estás muy alejada a la realidad pequeña humana, moriste o mejor dicho estas en camino a ello. La verdad, en condiciones mundanas no tienes oportunidad de sobrevivir, lo siento, estamos dentro de tu ultimo sueño.”

La chica solo pudo escuchar aquella revelación en silencio, ya lo esperaba y no había nada que pudiera hacer entonces… ¿Por qué le decía todo aquello y no simplemente se la llevaba a donde sea que van las almas cuando su tiempo termina?. La  respuesta no tardó mucho en llegar una vez la misteriosa voz volvió a manifestarse.

—“Porque aun puedes servir al cielo… tu cuerpo aún puede contener a un ángel, claro siempre y cuando aceptes ser usada como recipiente”

¿Ángel? , la chica solo lo pudo observarla confundida, ella era una buena estudiante… siempre ayudaba a los abuelitos a cruzar la calle o daba dinero cuando era para ayuda social… pero nunca iba a misas, en más de una ocasión comió hasta reventar, su vocabulario no era el mejor, poco y nada practicaba la palabra del “señor”… ¿cómo una persona como ella podría transformarse en un ser celestial?, debía ser un error.

—“No te equivoques, los humanos no pueden convertirse en ángeles, como dije solo serás un contenedor”— Dijo la voz leyendo sus pensamientos, produciendo que la chica abriera con asombro sus ojos.

— ¿Por qué yo?

—“Porque eres descendiente de los elegidos para ello… puedes tomarlo como una bendición o maldición, no voy a engañarte ni intentarte convencer con bellas palabras ni responsabilidades atribuidas a los creyentes de Dios, pero la verdad es que yo necesito tu ayuda.”

La chica volvió a guardar silencio, meditando unos segundos su nueva situación y la extraña petición. Recordó su vida, los planes que había ideado y los sueños que nunca podría cumplir, pensó también en lo que le había faltado por hacer, esas cosas que jamás vería, las personas que jamás conocería y todo aquello que no tuvo la posibilidad ni oportunidad de disfrutar en la tierra.
Derramó una silenciosa lágrima de autocompasión para luego alzar la vista a aquel falso cielo creado por sus recuerdos esbozando una ligera sonrisa.

—Está bien, acepto — Pronuncio de pronto para el asombro del ángel.

—“¿Por qué? ¿No quieres saber la razón o el motivo de mi petición? ¿O por lo menos conocer lo que pretendo hacer con tu cuerpo?” —Agregó la voz aun algo confusa.

—No… ¿Dijiste que lo necesitabas, no? Además ¿Para qué quiero yo un cuerpo que está destinado a transformarse en comida para gusanos? — Dijo la chica con calma — Tómalo como un tipo de donación de órganos o algo así… de todos modos yo era donante o eso es lo que dice mi credencial —Intento bromear para luego sentarse en uno de los bancos de la ilusoria ciudad. —Solo tengo una petición… —Guardó silencio unos segundos esperando la confirmación de la voz más esta nunca llego por lo que la chica simplemente soltó una pequeño suspiro —Podrías engañarme por lo menos para dejarme más tranquila  aceptando mi petición —

—“Yo no…”

—Está bien, escuche cuando dijiste que no mentirías… bueno, quiero que intentes disfrutar y conocer aquellas cosas que yo no pude, no es tan difícil… por lo menos lo veré a través de tus acciones, es mejor que nada… ¡Ah!  también intenta hacer justicia divina o lo que sea, no todo puede ser gratis, ni que fuera una santa…. Y por supuesto, debes devolver el maldito libro.

—“…Lo intentaré”

—Si… además creo tú también lo necesitas, por favor pareces una maquina o algo… ¿Es que en el cielo no es todo paz y amor? o ¿Es qué ya no los hacen con cariño? — Río la chica derramando una que otra fugaz lagrima para luego secar las mismas con la palma de su mano.

—Espero por lo menos aprendas un poco sobre las emociones humanas, se ve que te hace falta— Suspiró por última vez para luego agregar las que serían  sus últimas palabras.

—Bueno ¿Esperas una invitación o qué?... tómalo ya y suerte “pequeño ángel”.    

Second song: Tell me why

How'd I wind up here again?
It's like I'm always getting blood on my hands
All it takes is one and I'm gone and a thousand 'til the end
How'd I wind up here again?

El corazón que se había detenido por completo hace solo un segundo atrás volvió a contraerse para dar un latido que marcaba el inicio de la unión entre el ángel y la humana. Se levantó despacio pero con cierta torpeza, intentando adaptarse a su nuevo cuerpo  sin mucho éxito en los primeros instantes. Una vez tuvo los movimientos básicos controlados procedió a extraer el cuchillo que aún mantenía incrustado en su espalda, para luego dejarlo caer y salir finalmente del  oscuro armario.

Una vez fuera, escuchó el sonido del televisor encendido y siguiendo el molesto ruido llego a la sala en donde encontró a un hombre. El sujeto se encontraba sentado en uno de los sillones observando la pantalla mientras bebía lo que parecía ser una cerveza, en su expresión no se mostraba ningún rastro de preocupación o arrepentimiento.

“All monsters are human”

Aquella frase comenzó a obtener sentido para el ángel, la que se quedó unos segundos observando con impotencia aquel irracional cuadro. Saliendo de su asombro  se acercó en silencio por detrás del hombre, para luego poner una de sus manos en la cabeza del contrario, el que, ante el tacto se giró con rapidez. El sujeto estaba completamente seguro que él era el único ser vivo em aquella casa  por lo que cuando vio el rostro de su “hija” como dueña de aquella mano abrió los ojos con asombro y esbozó una mueca de claro terror.

—Pero yo… estoy seguro que…. —Balbuceó el hombre sin ser capaz de moverse ni reaccionar.

—Sí, lo hiciste— Dijo la chica con voz neutra sin dejar que el sujeto terminara de hablar —Es por eso que vengo a aplicar… con dijo ella… “Justicia divina”— Proclamo repitiendo las mismas palabras que había utilizado su recipiente — Pero te puedo asegurar que “justicia” es lo último que  conocerás en el lugar donde terminaras — Aquellas palabras, como comprendió el sujeto, eran el anuncio de una condena perpetua.

—Adiós— Terminó por decir el ángel para que luego una brillante luz comenzara a salir de los ojos y oídos del hombre.

« “¿Padre… cuál es tu definición de justicia… Cómo es que se supones la impartíamos hasta ahora?” »

Meditó la chica para luego retirarse de aquel hogar que significaba el pasado de su cuerpo humano, dejando atrás solo el sonido de un aletear de alas y un olor a lluvia y cenizas.

Therd song: Far from home-  part two

All the places i've been and things i've seen
A million stories that made up a million shattered dreams
The faces of people i'll never see again
And i can't seem to find my way home

Así fue como la ángel volvió a su propio campo de batalla, con un nuevo cuerpo humano que le permitiría deambular una vez más entre aquellos seres mortales. Se unió finalmente a las filas de Seraphin luego de contactarse con el caído que había logrado salvar.

—Eres bienvenida a la nueva orden— Dijo como saludo una vez se volvieron a reunir mientras esbozaba una amplia sonrisa.

—Gracias… pero a decir verdad aun no logro acostumbrarme del todo a este cuerpo — Se sinceró encogiéndose de hombros. A pesar del paso de los días sus movimientos aun eran algo toscos y las percepciones humanas aun confusas, lo que dificultaba su desplazamiento por la zona.

—Bah, eso es solo cuestión de tiempo, no te aflijas y relájate un poco, disfruta de tu nueva vida —Bromeo el chico restándole importancia al asunto para luego cambiar su expresión a una más seria.—Fuera de eso, tenemos trabajo por hacer ¿Estas lista?.

—Claro que sí — Dijo asintiendo y soltando un pequeño suspiro para luego observar a su compañero quien aún tenía su mirada puesta en ella— No me digas que estas esperando que diga alguna frase cliché como “Por la libertad” o “Por supuesto este es el camino que elegí”… — Aquellas palabras solo produjeron que el ángel riera sonoramente llevando una de sus manos al hombro de la chica.

—¡Hombre! Realmente te hace falta tiempo en la tierra, aun sigues muy cuadrada—Exclamo entre risas —Por cierto ¿Cómo te haces llamar ahora?

—Jane, mi nuevo nombre será Jane o por lo menos mientras permanezca en este cuerpo—Dijo monótonamente.

—Pues muy bien, Jane, ¡En marcha! —Pronuncio el ángel antes de alzarse a volar dirigiéndose al lugar donde los esperaba su primera misión.

La chica miro el cielo antes de soltar un nuevo suspiro —Espero si poder cumplir aunque sea una parte de tu petición —Murmuro antes de unirse a su compañero dejando atrás aquel olor a cenizas.

Don't understimate the allure of Darkness
Even the purest hearts are drawn to it.

hecho por tiika © matryoshka



avatar
Jane Crawford

Mensajes : 7
Puntos : 9
Fecha de inscripción : 24/07/2015
Localización : No es de tu incumbencia

Volver arriba Ir abajo

Re: The wrong side of heaven {Jane Crawford ID}

Mensaje por Porodios el Vie Ene 15, 2016 7:30 pm

Excelente historia, la división por capítulos la hizo fácil de seguir y comprender.



Expediente aceptado
¡Bienvenid@ a Wayward Son!
¡Recuerda completar tus registros aquí!
¡Disfruta del foro!
avatar
Porodios
Admin

Mensajes : 138
Puntos : 235
Fecha de inscripción : 02/03/2015

http://wayward-son.invision-foro.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.